Experimentales, Sin categoría

169- Crucigrama*

crucigama

HORIZONTALES
1- Científicamente, la raíz dinámica del comportamiento; fuerza mental que impulsa a actuar.
3- Forma, manera, aspecto.
5- Acción y efecto de sugerir algo.
7- Recopilatorio de los mejores trabajos de un creativo publicitario con el objetivo de usarlos para buscar trabajo.
10- Adjetivo que define al innovador, al experimentador y al que tiene regularmente ideas novedosas y valiosas.
11- Parte del proceso de selección de personal consistente en una conversación entre el candidato y el seleccionador.
12- Título académico que ha sido substituido por el graduado.

VERTICALES
1- Dícese de la empresa que opera o está presente en distintos estados.
2- Puede ser de seguridad nacional, tributaria o del espacio
4- Lo que busca el autor de este crucigrama.
6- Disciplina que da difusión a un producto o servicio con algún objetivo mercadotécnico.
8- Dícese del profesional que escribe textos para un fin.
9- Título académico que se cursa con posterioridad a los estudios de grado o de licenciatura.

SOLUCIONES:

soluciones

*Hoy hace un siglo que Arthur Wynne publicó el primer crucigrama de la historia en el periódico New York World. Yo he creado mi crucigrama con esta herramienta online, que no es lo más útil del mundo, pero que me ha evitado el paso de la maquetación.

Standard
Coloquiales, Sin categoría

168- Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

Me llamo Oscar Arenas y este año he sido muy bueno. He trabajado mucho y he estudiando bastante: he sacado buenas notas en el máster y el año pasado me saqué la carrera siendo uno de los mejores de la promoción (bueno de eso no estoy del todo seguro, depende de cómo se mire). Pero perdí mi trabajo, ese que tenía mientras iba a clase. Por eso este año os quiero pedir uno nuevo.

Puedo demostraros lo bueno que he sido bueno enseñandoos mi book, pero también estoy dispuesto a que vosotros, que todo lo sabéis, me digáis qué me merezco y qué debería pediros estas fiestas.

Ya sé que todo el mundo pide cosas así y ya sé que tenéis muy pocos puestos para repartir, ¡pero por algo sois magos! Si tenéis un poco de tiempo para mí, os contaré cómo me gustaría que fuera mi futuro empleo, si puede ser. Veréis, me gustaría tener un puesto como redactor creativo en una agencia de publicidad. Me encantaría que fuera un lugar dónde probar cosas nuevas, dónde haya nuevas ideas y dónde me divirtiera trabajando… Como es un regalo un poco difícil, me da igual qué rey me lo traiga, así no os complico más.

¡Cuidaros ese estrés de las compras navideñas!

Standard
Coloquiales, Propuestas, Sin categoría

167- Convicto

Aquí está el menda y su jeta. Oye, quería hablar contigo, que eres mi parcero. ¿No tendrás un petilla por ahí? Bueno tronco, ya sabes que le agarró la ventolera a mi jefe y terminé en la trena… Me lo quitaron todo en la rasqueta al huellarme y voy corto de rama. Puedes levantárselo al kie de la galería, que nos puede meter un cate pero no es muy vivo. s que me paso el día mirando por la perlacha pero me aburro, yo necesito escribir, ¿sabes?

Veo aquí tanta maricada y no sé cómo me he comido este marrón. Si pudiera patrasear, no me habría licenciado en Publicidad ni hecho aquel máster. Trabajar de machaca en una multinacional fue lo que me terminó echando a perder. Yo tenía ganas de escribir salir, estoy muy arrepentido pero no me quieren dar un destino ni un tercer grado.

No te quiero embolatar, estoy aquí charlando porque te juro de verdad que puedo escribir un montón de cosas, pero la tula con mis campañas se la quedaron los de la pecera y ahora tengo que empezar de nuevo. ¿Qué crees que podría hacer?

Una propuesta de Adrià Sánchez

Esta entrada no habría sido posible sin el glosario de términos carcelarios de Infoprisión recopilado por Jorge de la Hidalga.

Standard
Coloquiales, Gremiales, Propuestas, Sin categoría

166- Enterao

Helloooou,

Me llamo Oscar Arenas Larios y soy uno de los primeros redactores creativos especializados en branded content digital en España. Estoy buscando trabajo una agencia pionera en el transmedia storytelling a la que convencer con mi campaña de branding personal. Que por cierto, soy de los primeros redactores del mundo que pone en relieve su habilidad para escribir superando las 150 versiones del mismo texto, cosa que nadie ha hecho hasta ahora. Sin duda, puedo trabajar con las cuentas más exigentes.

Antes de que empezaran a aprecer todos estos tumblr de diseñadores y fotógrafos que hacen una de sus piezas cada día, yo ya pensaba en escribir lo mismo a diario de una forma distinta. Y de hecho, me viene de família, porque mis abuelos ya pensaban en escribir un libro con una historia contada de distintas formas antes de que lo hiciera Queneau. Pero bueno, llegó la guerra y si conoces tanta gente creativa como yo, ya sabrás, que muchos grandes proyectos terminan abandonándose por causas ajenas y que siempre hay quien tendrá una idea antes que tú.

Tengo un perfil absolutamente multidisciplinar: ya me planteé la necesidad de innovar estéticamente fuera de los marcos convencionales de la publicidad cuando apenas se hablaba del márketing de guerrilla o de las redes sociales. Una licenciatura y un máster en psicocreatividad más tarde, tengo nociones de pedagogía y psicología lo cual me permite acercarme al advergaming y al planning estratégico.

A parte de eso, estuve más de un año trabajando en proyectos punteros y confidenciales en la mayor agencia digital de Barcelona. Si crees que soy demasiado junior, solo tienes que ver mi book para comprovar mi nivel. Está escrito caligráficamente en una Moleskine desde antes que las Moleskines y el lettering estuvieran por todos los lados.

Podemos quedar en un fablab que tiene un café clandestino en la parte de atrás. Tengo un amigo que conoce la contraseña para entrar, así que podemos quedar ahí para mostrarte ese book de edición limitada del que te hablaba. En este sitio sirven ginebras de importación… y hablamos, como si nos conociéramos de siempre, solo para saturarnos la pestaña de menciones en Twitter después. Después podemos ir a una jam-session y si quieres me cuentas cómo podría pedirte trabajo de otra forma distinta, pero ten en cuenta que más cool y más vanguardista ya no podrá ser.

¡Bye!

Bàrbara Nicolau ya me propuso esto antes de que yo me pusiera a hacer ejercicios de estilo.

Standard
Coloquiales, Gremiales, Sin categoría

165- Power point

¿Quién soy?

Soy Oscar Arenas

¿Por qué yo?

  • Redactor creativo
  • Licenciado en publicidad
  • Estudiante del máster en Psicocreatividad
  • Un año  y 4 meses de experiencia en OgilvyOne.

¿Por qué 365 formas de pedir trabajo?

  • Demuestro mi habilidad como redactor
  • Reescribo a diario lo mismo
  • Acepto propuestas de estilo

¿Y ahora?

  • Mira mi book
  • Hazme una propuesta de estilo

Gracias por tu tiempo

Standard
Formales, Sin categoría

164- Denuncia

El ciudadano Oscar Arenas Larios, mayor de edad y con DNI 281290365-F acude a la Comisaria de Lleida para denunciar:

  • Que el 20 de junio de 2013 llevaba un año y cuatro meses con un puesto de trabajo en una multinacional de la publicidad.
  • Que el día 20 de junio le fue sustraído dicha plaza en el distrito de Sant Martí de la ciudad de Barcelona.
  • Que pese a tener carrera y estar cursando un máster, la seguridad de su empleo no era suficiente.
  • Que se encuentra buscando ese empleo mediante una campaña de marca personal.
  • Que dicha campaña consiste en reescribir a diario una denuncia como esta o un cartel de se busca.
  • Que su motivación le dispone a colaborar con la justícia en ruedas de reconocimiento y en otras pesquisas de la investigación.
  • Que recibirá orientación de esta autoridad para recuperar su trabajo y, si fuera necesario, presentar de nuevo esta denuncia.

En Lleida, el 16 de diciembre de 2013

 

 

Standard
Coloquiales, Sin categoría

163- Optimista

Me llamo Oscar Arenas y estoy ante la oportunidad más grande de mi vida porque estoy buscando trabajo. Quiero ser redactor creativo en una agencia de publicidad y desarrollar mis capacidades, crecer como persona y sobretodo, seguir siendo feliz.

Siempre he dicho que me quedé en paro porque era el que más facilidades tenía para ponerse a buscar trabajo. Y ojo, no por ser bueno… más bien porque nunca me rindo. ¡Llevo toda la vida dedicándome a seguir adelante, buscando el sol en los días nublados!

En una de las mejores experiencias de mi vida me licencié en publicidad, una carrera que me aportó mucho como persona y con la que podré empezar a poner una sonrisa en las caras de mucha gente. Continué mi fantástico camino hacia esa ilusión estudiando un máster y aún tuve la inmensa suerte de entrar a trabajar en una agencia multinacional donde disfruté y aprendí de lo lindo. Si no tuviera ya siete o ocho mejores experiencias de mi vida, esta también podría serlo.

Muchos dicen que soy joven, como si eso fuera un defecto: tengo mucho más tiempo para cambiar el mundo. ¡Ahora todo es posible! ¡Hay que ser realista y marcarse objetivos imposibles! Como ves, me sobra motivación y todo lo que sea un nuevo estímulo para mí no es más que energía para mi iniciativa.

Me encantará tomarme un café (¡con mucho azúcar!), compartir contigo las piezas que he ido creando y demostrarte que estoy para lo que tu empresa necesite (y si puedo hacerte un favor personal, no dudes en pedírmelo, para eso estamos los colegas), seguro que juntos podemos conseguir grandísimas cosas. Y si no, ya verás lo mucho que nos divertiremos. ¿Se te ocurre algo para escribir mi carta para pedir trabajo y seguir sonriendo a tope?

Standard
Narrativas, Propuestas, Sin categoría

162- Después de un coma

Abro los ojos y no entiendo nada de lo que hay a mi alrededor. Siento pesadez en mis extremidades. Me duele todo el cuerpo y me cuesta respirar. Recuerdo que perdí mi trabajo en el que llevaba un año y medio. ¿Qué sucedió después?

Creo que lo estuve buscando, porque recuerdo pedirlo, pero es como si me hubiera vuelto loco y tuviera más de cien recuerdos distintos, pero a la vez muy parecidos. Empieza a dolerme la cabeza. Se abre la puerta y entra una enfermera. Se sorprende al verme. Casi tanto como yo a ella. Se acerca, me pregunta si estoy bien, si sé cómo me llamo. ¿Que si sé mi nombre? Por supuesto: me llamo Oscar Arenas. ¿Dónde estoy? ¿Qué me ha pasado?

La enfermera me dice que ya habrá tiempo de hablar de todo. Me pregunta si quiero escribir, que si quiero que me pasen un briefing, si necesito cualquier otra cosa. Durante las siguientes horas me resulta complicado estar tranquilo. Va pasando gente por la habitación. Mi família, amigos… Un tipo que dice que ser psicólogo, que me pregunta cosas que aprendí en el máster y en la carrera, dice que es para evaluar el daño cerebral. ¿Daño de qué? ¡Nadie quiere explicarme qué me ha pasado!

Después me visita un médico, que me lleva por un viacrucis de escáneres y pruebas. Trato de decirle que tengo ganas de salir de aquí y ver lo que hay fuera… Soy joven. ¿Qué quiere decir esa cara? ¿No lo soy? Al terminar me dice que antes de llegar a ese lugar (evita pronunciar hospital) me dirigía a una entrevista con un director creativo y después afirma que ese mismo director creativo sigue interesado en visitarme y comentar mi book.

Algo en como me tratan me da que pensar que llevo mucho tiempo dormido. Recuerdo haber visto interacciones móvil-pantalla, vídeos interactivos, mappings. Pero ¿quién sabe lo que puede hacerse ahora? Si llevo un año ahí dentro, puede que aún estemos en Facebook y en Twitter… pero ¿y si llevara cinco? Si realmente mi book está en algún sitio aún, debe estar desactualizado. Accedo a esa entrevista. Pero prefiero que ese director creativo me ponga a prueba con lo que realmente puedo hacer.

Una propuesta de Jime Delgado

Standard
De Raymond Queneau, Sin categoría, Trabas

161- Distinguo*

Buenos días (que no menos tías),

Me llamo (y no rellano) Oscar Arenas Larios (no lo confundas con hogar que da mal fario) y soy redactor creativo (pero no sexador muy activo). Estoy buscando trabajo (que no, que no bajo) en una agencia de publicidad (nunca en una demencia de pubertad) y para ello he escrito estas ciento sesenta y uno (ojo, no miento por pesetas y puros) cartas de presentación (y no se me ha quedado corta la prestación). Y seguiré escribiéndola (ojo, no metiéndola) de forma distinta (que a mi quinta) cada día hasta llegar a las trescientas sesenta y cinco (no setecientes cuarenta y pico) para poner a prueba mi habilidad (en ningun caso se observa mi agilidad) de adaptar textos (nunca asaltar plexos) a distintos estilos (no quería decir su quinto, qué libros).

Sobre mí te puedo decir (no sobre tí quiero gemir) que me licencié en publicidad (pero nunca me fié del plexiglás) en dosmil doce (¿dos quilos de? no, de nada), que estoy terminando un máster (no te equivoques: no estoy maltratando ningún hámster) y que tengo más de un año de experiencia (cuidado: no vengo del baño con Miss Valencia) en una agencia multinacional (aunque no tengo paciencia con la publicidad social). Puede que creas que soy demasiado joven (no que las cosas del pasado joden) pero precisamente por eso mis ganas de experimentar (pero prefiero las carnes sin salpimentar) y mi motivación pueden compensar (no machacón que prefiere no pensar) perfectamente la falta de experiencia que muchos me achacan (pero estoy a salvo: los truchos no me atacan).

Si me entrevistas (que no me metes por listas) podemos comentar las campañas (no confundir con mentar las arañas) que ya he hecho. Sin embargo (no mis Sebago), al final lo que importa (no que te meta una torta) es si seré capaz de hacer las que tú me pidas (pero no creer lo que tú decidas). ¿Por qué no me propones un estilo (no que me pones en vilo) en el que redactar (¡eh! no eructar) esta misma carta mañana (pero no lo que cuesta el Christmas de Marta, Mar y Ana)?

Gracias por tu tiempo (que no desgracia con tu nieto).

*Queneau ya incorporó el distinguo en sus ejercicios de estilo. Consistía en ir haciendo incisos constantes remediando supuestos equívocos.

Standard
Formales, Sin categoría

160- Crítica de cine

El director Oscar Arenas no  sorprende con su enésimo remake. ¿Cuántos lleva ya? ¿160? Contarlos equivale a entrar en el paroxismo. Su vocación de redactor publicitario se traslada a sus con mensajes simples y directos, sin complejidades ni matices. Se entienden perfectamente pero no profundizan en nada y el efecto es aún peor si sus tema y  mensajes se repiten en todas y cada una de las reinvenciones de su eterno cortometraje. Arenas está obsesionado con el paro y la búsqueda de trabajo, pero también está encasillado en este género de drama social juvenil del que no ha salido jamás.

Su última obra cuenta la historia de un licenciado en publicidad que está estudiando un máster y busca trabajo. El principal problema de este nuevo protagonista es su juventud le hace parecer inexperto a pesar de tener un buen perfil. A partir de aquí, Arenas farfulla entre fotogramas sobre la motivación, la juventud, el carpe diem y sus fetiches… que parecen vanguardia experimental y que sospecho que solo son banalidad en alta definición.

En una confusa entrevista Arenas declaró haber hecho incursiones en otras disciplinas como el mundo online, la prensa o el márketing directo, debido a su trasfondo publicitario. Sin embargo, uno siempre tiene esa sensación de asistir otra vez al mismo espectáculo vacío, la piedra de Sísifo esta vez es una bobina que se proyecta ad eternum. Lo interesante de la mencionada entrevista es que afirmó estar dispuesto a escuchar a los espectadores para mejorar su obra. Esperamos que, por favor, lo haga… ya que hasta ahora ha pasado olímpicamente de los críticos. Sería un detalle que tuviera en cuenta a su maltratado público.

Standard