Coloquiales, De Raymond Queneau, Sin categoría, Trabas

269- Exclamaciones

¡Como mola llamarse Oscar Arenas Larios! ¡Una cosa te voy a decir! ¡Quiero ser copy en una agencia! ¡Y voy a insistir mucho para lograrlo! ¡Una vez al día! ¡Y durante un año, ni más ni menos! ¡La leche! ¡Ya van 269 cartas para pedir trabajo! ¡Joder!

¡En solo cuatro años me licencié en publicidad! ¡Y ahora estoy terminando un máster! ¡Con un par… de años! ¡Va, contrátame! ¡No me pasé un año y cuatro meses en una multinacional para estar así! ¡Si soy joven, le echo motivación! ¡Y si me ves sin experiencia, le echo ganas de experimentar! ¡Toma ya!

¡Entrevístame! ¡Venga, va! ¡No insistiré más! ¡Aquí te va mi book! ¡Y si no me ves capaz de hacer lo que tú dices: ponme a prueba! ¡Dime cómo pedirías trabajo tu! ¡Me adapto a ello!

Standard
De Raymond Queneau, Emocionales, Estándares, Sin categoría

268- Impotente

¿Quién soy yo para cambiar algo de lo que me rodea? No puedo hacer nada,  solo soy Oscar Arenas Larios, ninguno de mis apellidos puede hacer nada por mí y la maltrecha economía de mi familia, aún menos. Sin dinero y sin trabajo, levantar cabeza ya es una tarea titánica. ¿Cómo levantar la economía, entonces?

Siempre puedo vagar buscando trabajo, agencia tras agencia, coleccionando noes, lo sientos, quieres ser becario, no buscamos a nadie o eres demasiado joven. ¿Qué decirles? ¿Que miren mi book? ¿Que yo soy distinto, que yo soy un buen copy? Deben haberlo oído tantas veces ya…

Al final, no sé ni cómo escribir esto. Dar pena no es una opción pero el optimismo es algo utópico. Tengo la sensación de que no existe una forma correcta de pedir trabajo y de que, si existiera, yo no tengo por qué ser su descubridor.

Pese a todo, reescribiré esta carta cada día del año emulando los ejercicios de estilo. Porque me distrae y porque tampoco tengo nada mejor que hacer. Sin embargo, sospecho que si no lo hiciera, conseguiría los mismos resultados.

Creativa y laboralmente, el paro te ata de manos y pies, rebaja tu potencial. Porque da la sensación de que si no tienes trabajo es por algo. Es muy difícil sacudirse esa etiqueta… ¿Cómo describir esa sensación en la que todo lo que hagas solo será una coartada de tu presunta ineptitud? Licenciarse no sirve de nada, estudiar un máster aún menos si tampoco lo terminas… Y trabajar de sol a sol en una gran multinacional es solo una actualización anodina de un perfil de LinkedIn.

En cierto modo, aún no he perdido las ganas de experimentar. Aunque no sirva de nada me gusta lo que hago. Y aunque mi motivación esté por los suelos, el mejor momento de las entrevistas siempre es aquel en el que pido que me pongan a prueba, que me digan qué estilo debería adoptar para estas cartas de frustración e impotencia… aunque no sirvan de nada.

Standard
Coloquiales, De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Sin categoría

267- Garrulo*

¿Qué pasa pabo?

Soy el Oscar, el del Arenas y me mola que te inclinas la publi, neng. Pos ná, que estoy buscando curro aquí en un sitio o otro y a lo tonto a lo tonto, me liao y he escrito 267 cartukis pa mandar a la peña. Lo que me flipa es que no hay dos iguales y toas son diferentes, que no está mal pa demostrar que la toco fino fino. Y pos ya que estoy, que me crecío… y vamos a por las 365.

En 2012 me saqué la carrera de publi, después empecé con un máster ahí ya en racha, pero que también estaba currando en una agencia to guapa, desas que ganan premietes, ¿sabes o no? ¿Calomejor me ves muy pringao? Bueno, a mi me la pela, porque yo estoy motivao a tope y probaré cosicas nuevas cada día. ¡¡Que estoy mu loco!!

Buah, sería fetén que me entrevistaras y te paso el book que ya que lo he carreteao, me cagaría en la puta si no sirviera de ná. Pero, ¿eh? ¿Que no te tira? Don guorry bi japi, neng. Aquí no ha pasao ná. Que yo madapto a lo que tu quieras. ¿Venga, va, cómo quieres leer esto mañana, ahí cuando te levantes con tol resacón?

*Heredero del vulgar de Queneau, pariente del Coruño y del HOYGAN.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Dialogadas, En verso, Sin categoría, Teatrales

266- Tragedia y esticomitia*

El viento del destino

Frente a unas escaleras de mármol en la penumbra, rosas frescas desparramadas a sus pies. Entra OSCAR, de blanco, descalzo. Arriba de las escaleras, con ropajes rotos, el ÁNGEL DEL DESTINO. OSCAR pisa las flores y alza la vista hacia el ÁNGEL DEL DESTINO.

OSCAR
Aquí yace mi juventud marchita.

ÁNGEL DEL DESTINO
No es tu juventud, son tus sueños, es tu vida.

OSCAR
Eso no es mi vida… ¿Qué vida es tal sin un trabajo digno?

ÁNGEL DEL DESTINO
Lo quieras o no, Oscar, ese es tú destino.

OSCAR
Mi destino es ser redactor en una agencia.

ÁNGEL DEL DESTINO
Contradecir los dioses tiene una grave consecuencia.

OSCAR
Más yo ya he demostrado mis habilidades.

ÁNGEL DEL DESTINO
Tu pasado duerme ya en los brazos de Hades.

OSCAR
¡Y por ello yo me alzo contra tu lógica y tus verdades!

El ÁNGEL DEL DESTINO abre sus alas.

ÁNGEL DEL DESTINO
Más mis palabras quedan y tus campañas se las lleva el viento.

OSCAR
Lucharé para ser recordado hasta mi último aliento.

ÁNGEL DEL DESTINO
El castigo por ignorar el destino deberías conocer.

OSCAR
Opondré a él todo mi pasión, mis estudios y mi saber.

ÁNGEL DEL DESTINO
Si es lo que quieres, que sea así.

OSCAR
Lo conozco, lo acepto y a él me someto. ¡El paro no es para mí!

ÁNGEL DEL DESTINO
Que tu osadía sea tu cadena y tu vocación tu agonía.

OSCAR
Reescribiré mi carta día tras día.

ÁNGEL DEL DESTINO
Se acerca el día en que lamentarás tu atrevimiento.

OSCAR
No sin antes sacrificar tus palabras a mis ideas… y al viento.

 Telón

*Terminamos la celebración del Día Mundial del Teatro con una esticomitia, un diálogo a dos rimado que además tiene componente trágico.

Standard
Dialogadas, Emocionales, Evocativas, Pastiche, Sin categoría, Teatrales

265- Drama*

La generación perdida

ACTO ÚNICO

OSCAR ARENAS, gabardina con el cuello levantado, barba de dos días y sombrero de ala ancha; llega al muelle ante un barco a punto de zarpar. Despidiéndose de un grupo de gente con emoción contenida, entra en escena LARA DARÍO, pañuelo a la cabeza, maleta de piel grande y abrigo de gamuza granate de botones de madera.

LARA DARÍO
entre sorpresa y hostilidad
¿Qué haces tú aquí?

OSCAR ARENAS
Después de todo, no he podido evitar venir a despedirte. Hemos trabajado juntos mucho tiempo para que ahora pasemos meses, quizá años, sin vernos.

LARA DARÍO
mirando al suelo
HEMOS trabajado, Oscar. Olvida esos días porque el mañana se ha olvidado de nosotros. Nuestro talento es tinta en unos contratos de prácticas. Tú ya no eres redactor y yo ya no seré directora de arte.

OSCAR ARENAS
seguro
Yo aún soy redactor, Lara. Otra cosa es que no haya nadie dispuesto a pagarme por ello. Nuestro futuro siempre es mucho más que tinta y papeles. Me dan igual mis títulos, me dan igual mis clases.

LARA DARÍO
tensa
Claro.

OSCAR ARENAS
algo desesperado
Lara, no te vayas, no somos tinta. Somos las ideas que hacen correr la tinta. Yo podría escribir lo mismo de 365 formas diferentes. Si yo puedo hacer eso, tú puedes diseñarlo. No hay nada que nos pueda parar…

LARA DARÍO
interrumpiéndole
Excepto el paro mismo. Ninguna idea germinará en esta tierra sin dinero, Oscar. En el extranjero tengo entrevistas, tengo perspectivas, tengo un horizonte. Aquí solo hay edificios de hormigón que me impiden ver el atardecer. No desperdicies tu juventud aquí Oscar. Compra un pasaje y ven conmigo en el próximo barco.

OSCAR ARENAS
¿Cómo voy a ser redactor en una lengua que no sea la mía?

LARA DARÍO
llorando
Tú eres capaz de todo, Oscar, por favor. No tires tu juventud en este país…

OSCAR ARENAS
amargamente
Capaz de todo, menos de seguirte. Buscaré trabajo aquí. Demostraré lo que soy capaz de hacer… ¿Qué más da cometer errores ahora si los que venían antes ya los han cometido todos? Si tú dices que el futuro es una quimera. Allá dónde vas, también.

LARA DARÍO
sonriendo con resignación, secándose las lágrimas
Si me siguieras no serías el Oscar que yo conocí.

LARA DARÍO se gira para subir por la pasarela del barco. A medio camino se detiene y se da la vuelta para dirigirse a OSCAR ARENAS.

LARA DARÍO
sonriendo
No olvides escribirme.

OSCAR ARENAS
Solo si algún día vuelves.

Telón

*¡Feliz Día Mundial del Teatro!

 

Standard
Coloquiales, De Raymond Queneau, Dialogadas, Pastiche, Sin categoría, Teatrales

264- Comedia*

PERPETUUM PARO

OSCAR ARENAS LARIOS, joven y atolondrado, tuerce una esquina y se da de bruces contra el último de una larga cola, un tipo ya de cierta edad, de gesto asqueado, un PARADO.

OSCAR ARENAS LARIOS
¡Ay! Oye tú, ¿esto es la cola del paro?

PARADO
resignado
Sí, porque lo que es moverse, no se mueve. Tenemos 264 personas delante.

OSCAR ARENAS LARIOS
Ya veo que hemos perdido aquella vieja elegancia del vuelva-usted-mañana.

PARADO
No, si te lo dicen igual… cuando llegas al final de la cola. Y cuando vuelves a tragarte la fila, te repiten lo mismo. Esto es como las máquinas de movimiento perpetuo pero al revés.

OSCAR ARENAS LARIOS
Esto no es para mí. Yo no me he licenciado en publicidad para nada.

PARADO
Pero si yo soy ingeniero aeronáutico con un máster. ¿Qué vas a hacer tú que no pueda hacer yo?

OSCAR ARENAS LARIOS
Mira, yo quiero se redactor creativo, aquí está mi book y… y…

OSCAR ARENAS LARIOS saca un montón de papeles de su bandolera que empiezan a volar con el viento mientras farfulla.

PARADO
con sorna
Vas a escribir la misma carta cada día.

OSCAR ARENAS LARIOS
viendo la oportunidad
Mmmm… ¡sí! ¡Y siempre será distinta!

PARADO
¿Cómo vas a poder hacer eso si hace solo tres días eras becario?

OSCAR ARENAS LARIOS
Es que creo que ya lo he hecho: en la multinacional dónde estaba me pasaron tantos cambios del mismo texto que sé que puedo hacerlo.

PARADO
malicioso
No hay huevos.

OSCAR ARENAS LARIOS
solemne
Has dicho las palabras mágicas. Por raro que sea lo que tenga por delante, ante esta invocación no puedo hacer más que lanzarme a los brazos del destino… y escribir como un loco.

Se va, muy dignamente, con paso exageradamente pomposo. Vuelve de puntillas. El PARADO levanta una ceja.

PARADO
¿El super estaba cerrado? ¿Se te han roto los huevos por el camino?

OSCAR ARENAS LARIOS
No, es que no sé empezar si no me pasan los cambios ni sin un brief. ¿Cómo pedirías trabajo tú?

Telón

*Segunda entrega de mis cartas teatrales con motivo del Día Mundial del Teatro que tiene lugar mañana.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Experimentales, Sin categoría, Teatrales

263- Didascalia*

OSCAR ARENAS LARIOS dando vueltas en un despacho. Detrás de la mesa está sentado el DIRECTOR CREATIVO ojeando su book. Ambos tienen el semblante serior. Encima de la mesa hay un montón de papeles encuadernados en cuya portada puede leerse “263 formas distintas de pedir trabajo”.

OSCAR ARENAS LARIOS abre una carpeta en la que puede leerse Postgrau UAB y de ella saca un título de licenciatura en el que consta la especialidad Publicidad y Relaciones Públicas. Después saca una carta con el logotipo de una conocida multinacional. Deposita ambos sobre la mesa.

El DIRECTOR CREATIVO niega con la cabeza y arranca una hoja de un calendario que tiene detrás. OSCAR ARENAS LARIOS empieza a recoger sus cosas.

OSCAR ARENAS LARIOS
digno, motivado, sin signos de rendirse
¿Qué me propones para que siga pidiendo trabajo?

*Empezamos unos días temáticos alrededor del teatro con motivo y empezamos con lo que empieza toda obra: las acotaciones del teatro.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Estándares, Experimentales, Sin categoría

262- Banda de Möbius*

No sé si después de todas estas cartas reconocerás mi nombre. Pero te lo repetiré por si acaso: me llamo Oscar Arenas Larios. Comprobarás que mis mensajes tienen una tendencia a repetirse cíclicamente. Pero todo es una artimaña efectista para conseguir trabajo como redactor creativo. Cada día repito mi carta pero desde un prisma distinto para demostrar mi habilidad.

Eso es la única forma de demostrar que soy mucho más que un licenciado en publicidad. Ya me puse a estudiar un máster tratando de diferenciarme. Pero cuando dejé de trabajar en la agencia en la que llevaba un año y cuatro meses me di cuenta de que debía hacer algo que demostrara mi motivación y mis ganas de experimentar.

Puede que mi edad me haga parecer inexperto. Pero una entrevista y un repaso a mi book te demostrará que no soy un redactor cualquiera. Te parecerá que no te puedes librar de mis textos. Y quizá es porque pueden ser como tú quieras que sean. ¿Es este el estilo que esperabas leer…?

No sé si después de todas estas cartas reconocerás mi nombre. Pero te lo repetiré por si acaso: me llamo Oscar Arenas Larios. Comprobarás que mis mensajes tienen una tendencia a repetirse cíclicamente. Pero todo es una artimaña efectista para conseguir trabajo como redactor creativo. Cada día repito mi carta pero desde un prisma distinto para demostrar mi habilidad…

*La banda de Möbius es una figura plana de una sola cara sin principio ni final. Esta carta es cílica y su final enlaza con su principio… Aunque debería ser narrativa para apreciar toda la fuerza delf orm

Standard
De Joan-Lluís Lluís, En verso, Sin categoría, Trabas

261- 4x4x4*

Oscar Arenas Larios soy
fíchame en tu agencia
como redactor creativo hoy,
o insistiré agotando paciencias.

Pues reescribiré cartas diariamente
demostrando siempre mi habilidad
con un estilo diferente
¡Vaya licenciado en publicidad!

Un máster no diferencia,
hoy conseguir trabajo implica
destacar con mi experiencia
si alguien eso critica…

Yo no me achanto
amo escribir y experimentar.
Proponme algo mientras tanto:
¿un reto del azar?

*Cuatro estrofas de cuatro versos de cuatro palabras cada uno. Hacer versos de cuatro sílabas convertía este reto en imposible.

Standard
De Raymond Queneau, Estándares, Sin categoría, Trabas

260- Helenismos*

Hola, miembros de la Ekklesía,

Soy el ciudadano Oskaros Arenaslarios y si tuviera que nombrar mi antagonista no dudaría ni un instante: el paro. No quiero apelar al pathos pero mi panorama pinta realmente mal. Debería urdir alguna estratagema para encontrar trabajo y escribir epopeyas en tu academia publicitaria… Un momento ¿escribir?

¡Eureka! Escribiré una carta de presentación titánica llevando el idioma al límite. Me entregaré a un frenesí diario de reinvención retórica, a veces en versos endecasílabos con la precisión de un logaritmo y otras con el lirismo de una orquesta en sintonía.

Debo aclarar que no soy un neófito de la publicidad. Me licencié en 2012 y en la actualidad estoy sintetizando el trabajo final de mi máster. Así mismo, he trabajado durante un año y cuatro meses desplegando mi léxico por orden de la jerarquía de una multinacional. Aunque sea joven, tengo a las musas a mi favor, así que me gustaría enfatizar que mi motivación es máxima. Además, en democracia, todos merecemos las mismas oportunidades.

Dialoguemos sobre las poligrafías de mis mensajes, comentemos los dípticos que he redactado y los logotipos que hubo que agrandar. De todos modos, no quiero ser opaco, pruébame: proponme una lógica distinta para escribir esta carta mañana.

*O palabras que hemos heredado del griego antiguo.

Standard