Estándares, Narrativas, Propuestas, Sin categoría

330- Náufrago

A quién pueda leer esta carta,

Me llamo Oscar Arenas y servía como redactor creativo en en el carguero Ogilvy-1 en la ruta Barcelona-Cannes que naufragó en algún punto del Mediterráneo Occidental. Desconozco el destino de mis compañeros y de la carga, aunque parte de ella (botellas de diversa índole y material de oficina) ha terminado junto a mí en este islote en el que ya he pasado 330 días. Puedo llevar la cuenta exacta de mi aislamiento ya que cada día lanzo al mar un mensaje de socorro en una botella. Lo escribo siempre de una forma distinta y lo arrojo al agua desde un punto diferente de la costa, ya que no tengo forma de saber dónde me encuentro ni dónde llegará mi mensaje, si es que por ventura llega a algún sitio.

En esta situación de incomunicación forzosa, mis estudios, mi licenciatura, mi máster o mi experiencia a bordo sirven de poco. La supervivencia en este trozo de tierra es un milagro cotidiano y pronto solo tendré acceso a lo que pueda pescar. Confío en las palabras pues estaba acostumbrado a sustentarme con lo que escribía, y tengo fe en que las cartas que le escribo al mar me sacarán de aquí algún día… Mi única duda es si seguiré vivo para entonces. Pensaré en mi gran motivación para mirar al horizonte cada mañana: mis ganas de vivir de nuevo en sociedad, de trabajar y subsistir sin tener que disputarle mis alimentos a la naturaleza.

Si alguien sabe dónde me encuentro le agradeceré eternamente que dé a los servicios de salvamento creativo de la agencia más cercana las instrucciones oportunas para iniciar mi rescate. Por mi parte, me es imposible precisar mi localización. Yo solo puedo seguir escribiendo cartas de todas las formas posibles.

Gracias por leerme y ayudarme.

Una propuesta de Sonia del Olmo

Standard
Dialogadas, En verso, Musicales, Propuestas, Sin categoría

329- Pimpinela

Hace tres cientos veintinueve días que vivo sin él.
Hace tres cientos veintinueve días que no lo he vuelto a ver
y aunque no he sido feliz sobreviví sin mi director,
pero al ir estudiando de pronto la agencia llamó…

¿Quién es?
Soy yo…
¿Qué vienes a buscar?
A ti…
Ya es tarde…
¿Por qué?

Porque ahora soy yo el que no trabaja aquí…
Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mis cartas,
y paga las becas.

Jamás te pude comprender…
Vete, olvida mis ganas, mi book con ideas
que no te mereces.

Estás mintiendo ya lo sé…
Vete, olvida el motivo por el que me contrataste.
Y no te sorprendas: lo escribiré  todo que yo para eso
tengo experiencia…

En busca de beneficios, del becario pasé,
pensando en todos los premios que nunca gané.
Al leer todas sus cartas, iguales, distintas, volví:
porque entendí que yo quería un año de ideas así…

Adiós…
Escríbeme…
No hay nada más que hablar…
Solo un brief…
Adiós…
¿Por qué?

Porque ahora soy yo el que no trabaja aquí…
Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mis cartas,
y paga las becas.

Jamás te pude comprender…
Vete, olvida mis ganas, mi book con ideas
que no te mereces.

Estás mintiendo ya lo sé…
Vete, olvida el motivo por el que me contrataste.
Y no te sorprendas: lo escribiré  todo que yo para eso
tengo experiencia…

Una propuesta de Andreu Monfà

Standard
Al azar, Formales, Sin categoría, Trabas

328- Cementerio de Cortázar*

Tráeme ese bulto envuelto en trafalgar. No te trafulques, eso son mis títulos de publicidad… Eso es. Ten cuidado, pedazo de trafalgón que es mi portafolio. Hay que encontrar un empleo como sea. ¿Más qué hay aquí que sirva de algo?

Pienso escribir igual que reza un tragavemarías, pienso hacerlo como me llamo Oscar Arenas Larios. Adornaré el mismo texto con todo tipo de traeres: con el espectáculo del tragasables y con una columna trajana si es necesario. Me generará un enorme tráfago, pero no tanto como la tragicomedia de perder mi puesto bajo los tragaluces de una agencia de publicidad. La saliva se desliza tragadero abajo como el agua por un tragante. ¿Qué he hecho?

Ahora mismo mi mente es un tragavino, en ella se vierten ideas, lecturas y propuestas que sacian mi tragonía y yo replico cada día la misma carta con sutiles o con evidentes diferencias mas sin trafa alguna. Atacaré con la rapidez de un tragacete y seré flexible como la sabia del tragacanto.

Estoy arando el yermo mercado laboral con la traílla de una aleación incorruptible de motivación y ganas de experimentar. Algo pescará mi traína… por ejemplo una entrevista con ese tragahombres

No soy un traganíquel ni una tragaperras, soy un redactor creativo que necesita un sueldo. No es ninguna locura, así que dile a ese trafalmejas del director creativo que me haga una propuesta de estilo a la que adaptar esta carta.

*Cortázar afirmaba que el diccionario era un cementerio por la cantidad de palabras en desuso o de aparente artificialidad que contiene. En Rayuela, algunos personajes juegan a componer textos con las palabras más extrañas de una página determinada del diccionario. En este caso, este cementerio está hecho con las páginas 2206-2207 del Diccionario de la Real Academia Española edición de 2001.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Estándares, Experimentales, Sin categoría

327- Definidor por polisemia

¡Hondulación sobre la superficie de una masa de hagua!

Establezco comunicación telefónica como Oscar Arenas Larios y soy redactor creativo. Estoy buscando el producto de la fuerza aplicada por la distancia recorrida en un despacho del agente de publicidad. Para ello he escrito 327 naipes de una baraja, para comparecer públicamente en un acto. Y caminaré detrás de ella, sin dejar de escribirlos en un periódico de frecuencia diaria con configuraciones externas distintas cada día hasta llegar a las 365. Así pondré a prueba mi habilidad de hacer que un texto desarrolle funciones distintas a las establecidas.

Sobre mí te puedo decir que obtuve permiso en la cualidad o el estado del público en 2012 y que estoy terminando una grabación sonora de la que se hacen las copias originales. Además, cuento con más de un año de percepción, conocimiento y presencia en un despacho de un agente multinacional. Puede que creas que soy demasiado joven pero precisamente por eso mi apetito de notar y percibir nuevas nociones, así como mi acción y efecto de motivar pueden dar algo en resarcimiento del daño que ha causado mi presunta falta de experiencia.

Si me entrevistas podemos comentar los campos llanos sin relieve en los que he participado. Sin prohibición del comercio y/o transporte, al final lo que introducirá en un país artículos extranjeros es mi capacidad de hacer las que tú me pidas. ¿Por qué no me propones un punzón para escribir sobre tabillas enceradas con el que redactar esta misma lista de platos y bebidas a elegir?

¡Diversiones innatas  por tu estado puntual de la atmósfera!

Standard
En verso, Musicales, Sin categoría

326- Punk*

¿Para ké buscar trabajo en esta puta sociedad?
¿Para ké kiero ser copy y currar en publicidad?

¿De ké sirven las carreras, tu mierda de máster?
si al final, terminas en la rueda, como un hámster

Una rata más una rata menos, ké más da,
una rata pisoteada en una carga policial…

Escribo mis mierdas y sigo vivo
saben igual y nunca son lo mismo.

Un puto año dando vueltas en la jaula
cada día ke pasa te dan más ganas de liarla…

Una rata más una rata menos, ké más da,
una rata pisoteada en una carga policial…

Pero para ké quiero yo trabajo
si no escribo, salgo y la tajo.

Si la mierda de sueldo no me motiva
cojo y me lo gasto en priva.

Si el bankero lo llama paro juvenil,
yo lo llamo demencia senil.

Una rata más una rata menos, ké más da,
una rata pisoteada en una carga policial…

Sin ideas nuevas, solo keda la destrucción
para crear el aborto de una sociedad mejor

Mírame a la cara hijo de puta
y dime que todo esto es mi culpa.

Una rata más una rata menos, ké más da,
una rata pisoteada en una carga policial…

Si mi historial policial me hunde en la mierda
y esto no lo cambian ni derechas ni izquierdas.

Dime cómo tengo que decirtelo
dime cómo tengo que gritártelo.

Una rata más una rata menos, ke más da,
una rata pisoteada en una carga policial…

*Tal día cómo hoy un grupo llamado Sex Pistols lanzó el single God save the Queen en 1977. Lo mismo te suena.

Standard
Dialogadas, Musicales, Pastiche, Sin categoría

325- Locutor de radiofórmula

—Hola, qué tal… soy Oscar Arenas y vengo a traerte las canciones que excitarán vuestras neuronas… Tengo unas ganas terribles de hacerte mover el esqueleto y de recordar los clásicos junto a ti… pero también de redescubrir esas canciones que parecían olvidadas con las llamadas de oyentes como tú… O de oyentes como la persona que ahora mismo nos llama desde Barcelona… ¿Hola buenos días, con quién hablo?

—Pues también me llamo Oscar… y quisiera pedirte una canción.

—Vaya, un tocayo mío, ¿y qué canción es esa? ¿por qué nos la quieres pedir?…

—Bueno, es que me he quedado en paro y creo que Kualkier día de Boikot es para los jóvenes como yo una canción que resume bastante…

—Hombre, no podemos ponerte Boikot en la radio, ¿no ves que somos propiedad de un fondo de inversión?

—Ah bueno, pues ponme Living on a prayer de Bon Jovi, que también habla de un tipo que está en paro…

—¡Claro que sí! Pues vamos con Living on a prayer

—Oye Oscar, que me sabe mal tu situación y siento muchísimo no poderte poner Boikot. Pero mira, vamos a hacer una cosa. ¿Tú de qué quieres trabajar o cuál es tu formación?

—Pues soy licenciado en Publicidad, estoy estudiando un máster y he estado un año y algo trabajando como redactor creativo en una agencia de publicidad. Pero me adapto a cualquier cosa, incluso a discjockey en una radio, ¿sabes?

—Jajajaja, ¡qué bueno! Oye, vamos a hacer una cosa entonces. Yo cada día te llamaré y te pondré la canción que tu me pidas hasta que encuentres trabajo… Y me demuestras que podrías ser un buen discjockey: o sea elige una canción que hable de ti o del paro, como Living on a prayer… Pero no me pidas Boikot, ¿vale?

—¡Venga!

—Pues oye Oscar, encantado de hablar contigo y de intentar echarte un cable. Te llamo mañana a esta misma hora. Acuérdate de pensar tu próxima canción, ¿OK? Y avísanos cuando encuentres trabajo, claro.

—¡Pues hablamos mañana! ¡Gracias!

—Venga, hasta mañana Oscar… Mira, con la que está cayendo muchos son los jóvenes que se van a triunfar fuera… como lo hicieron en su tiempo Baccara… Y que también han terminado haciendo un spot, como supongo que quiere hacer Oscar.

—Bueno, bueno… pues ya hemos aterrizado de lleno en este lunes… y cada vez queda menos para el fin de semana. Hoy queda más claro que nunca que hasta las situaciones más duras, se capean mejor si tenemos un poco de música… Como esto que suena…

—¿Los conoces? Sí… es de The Human League y su Don’t you want me baby… ¿Bailas?

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Formales, Sin categoría

324- Génesis

El primer día, Dios se puso a escribir.

E ideó la creatividad y creó las ideas. Dispuso que la publicidad trabajara con ellas.

El segundo día, Dios creó a los publicitarios y a las agencias. Y dispuso que trabajaran en Publicidad, con la creatividad y las ideas.

El tercer día, Dios creó a Oscar Arenas Larios, su licenciatura y su máster.

El cuarto día, Dios puso a Oscar a trabajar en una agencia publicitaria como redactor.

Y le dijo “Tendrás ideas con placer y no te ganarás el pan ni con el sudor de tu frente”. Y Oscar escribió.

Al quinto día, Oscar pecó: creyó poder poseer la idea original y fue desterrado de la agencia. Dios le dijo “Vagarás por la Tierra un año entero buscando tu puesto”. Y Oscar no perdió su fe y continuó escribiendo: siempre lo mismo pero nunca igual, encontrando la creatividad en toda la creación del Señor. Y vio que la idea original no se encontraba en las agencias.

Al sexto día, Dios vio la obra de Oscar y le propuso una forma de escribir sus epístolas. Y Oscar aceptó.

Al séptimo día, Dios descansó. Pero Oscar siguió escribiendo y aún lo hizo, por lo menos hasta el trigésimo vigésimo cuarto día.

Standard
Formales, Pastiche, Sin categoría

323- Pidiendo el voto*

Apreciado elector creativo,

Me dirijo a ti en representación del Partido de los Publicitarios y Redactores En Cese de Actividad Remunerada Independientes y Organizados, es decir, el Partido PRECARIO.

Tengo el honor de encabezar la candidatura del Partido PRECARIO a la Agencia de Publicidad y de representar la fuerza de empleo más grande de este sector y formar parte del mayor colectivo de este país. Esto ha sido así gracias a mi propuesta radical de campaña: pedir el voto por mí durante un año, a diario y siempre de una forma distinta: porque en un país que lo único que lidera son las estadísticas de paro, hay 365 razones para votar por un parado.

Pero además, me gustaría plantearte una cuestión: si soy capaz de trabajar así sin un sueldo oficial (ni dietas, ni desplazamientos, ni sobres, ni privilegios) imagínate de lo que seré capaz cuando me dedique al 100% al servicio público (y al cobro de dietas, desplazamientos, sobres y privilegios).

Ha llegado el momento, amigo, de que alguien trabaje por los que no lo hacen. Que alguien amplifique su voz y sus peticiones y, además, se dedique a crear puestos de trabajo realmente motivadores y que supongan una oportunidad de crecimiento económico y personal.

Yo quiero hacerlo desde la energía de mi juventud y desde mi sobrada preparación: una licenciatura, un máster en camino y un año de experiencia en una agencia multinacional. Pero quiero hacerlo también con el protagonista de mi campaña y de mi futura obra de gobierno: tú.

Así que te invito a ponerte en contacto con los responsables de mi campaña y a hacernos llegar tus propuestas electorales y a comprobar todo lo que hemos hecho hasta ahora para defender a todos los PRECARIOS.

Gracias por tu tiempo,

Oscar Arenas Larios

*Hoy es 24 de mayo de 2014 y estamos en jornada de reflexión de las Elecciones Europeas. Aunque estoy pidiendo el voto por un partido que no existe, la Junta Electoral ya está tardando en mandar la Guardia Civil a mi casa.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Experimentales, Sin categoría

322- Entre líneas*

Me llamo Oscar Arenas Larios y soy un
un farsante disfrazado de
redactor creativo con mucha
cara dura, con pocos escrúpulos y
iniciativa para encontrar trabajo.

Quiero captar la atención de las agencias de publicidad, de esos
nidos de serpientes, esos avisperos infestados de supuestos
profesionales de la creatividad y la comunicación.

He escrito 322 cartas de presentación que
son un auténtico despropósito pues
demuestran mi proactividad, mi habilidad
   y que no tengo nada mejor que hacer.

Pasé cinco años
rascándome los huevos a contrauña
en el campus de la UAB, estudiando
cata de litrona mientras no iba a mis clases de
publicidad y psicocreatividad.

Después me pasé un año y cuatro meses des-
ternillándome en la cara de los clientes y des-
cubriendo el ecosistema de una agencia multinacional que
engañaba y manipulaba a los espectadores, lo cual
me motivaba enormemente.

Muchos me consideran demasiado joven y
me insultan y me escupen en la cara, para
apartarme de los asuntos de los “mayores”, básicamente
  putas, drogas y blanqueo de dinero, sin olvidar
las campañas que mola tener en el book.

Te propongo que me entrevistes y que por fin me
desenmascares públicamente y que me
pongas a prueba, tanto a mí como
a este blog de pandereta y
a todas las campañas que he participado.

*La importancia de leer solo las líneas sin cursiva o de leer todo el texto. Uno de mis recursos favoritos, ya realizado por Joan-Lluís Lluís bajo el nombre de Esporgament.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Idiomáticas, Sin categoría, Trabas

321- Vaskofilia

¡Aspaldiko!

¡Esto es el despatxo borroka! ¡Sálvese quien pueda! La publicidad se ha convertido en un akelarre… Y les da igual si me llamo Oskar Arenas, que Gorka Landarroitajáuregui; no importa si soy euskaldun, abertzale o  español. Este negocio es más imprevisible que una partida de mus: no importa que hayas estudiado publi en la ikastola o que estés sacándote un máster, que te puedes ver de patitas en la calle después de un año y pico.

He pasado de beber txakolí a ser un auténtico gautxori y tener que conformarme con el kalimocho. Supongo que entre una confortable oficina y esta txabola empapada de txirimiri todo el mundo elegiría lo mismo, ¿no?

Para salir de este zulo he decidido hacer como los bertsolaris: nunca diré lo mismo… aunque en el fondo el mensaje no cambiará. Y puestos a imitar, también voy a hacer como los pelotaris: estoy dispuesto a devolver el golpe. ¡Los del akelarre me ven muy txikarrón pero yo tengo un kabezón que no me cabe en la txapela!

Mi aida dice que soy un sinsorgo, que me he pasado con el patxarán y que esto no lleva a ninguna parte. Pero yo creo que, siendo de Bilbao, tiene mucho sentido escribir una y otra vez lo mismo para batir un récord mundial. ¡Claro! ¡Gora creativoak!

¿Te parece bien quedar etzidamu para hacer unos pintxos, comentar mi book y lanzarme un órdago para que adapte mis cartas a lo que tú quieras?

¡Eskerrik asko y agur!

Standard