Pastiche, Propuestas, Sin categoría

320- Houston, tenemos un problema

Houston, Houston,

Aquí el transbordador espacial Creativity-320f. Le habla el redactor creativo Oscar Arenas Larios. Tenemos un problema. Hemos perdido nuestro trabajo. Repito, hemos perdido nuestro trabajo. La licenciatura y el máster han sido ignorados por nuestros sistemas. Repito, la licenciatura y el máster han quedado obsoletos.

Radiaremos este mensaje de SOS en tantas frecuencias como sean necesarias para comprobar si se han producido avistamientos. Repito, radiaremos este mensaje de socorro en todas las frecuencias para decidir en qué direcciones buscar. Nos queda combustible para completar nuestra órbita al Sol. Si se nos agota, no podremos corregir el rumbo y terminaremos estrellándonos. Repito, si se nos agota el combustible perderemos el control con consecuencias trágicas.

El trabajo es clave para financiar el combustible del transbordador y mantener la estabilidad de nuestro rumbo. Al quedar nuestra misión seriamente comprometida, hemos empezado una transferencia de datos para poner a buen recaudo los resultados de los experimentos realizados en órbita. Repito, transferencia en curso con los resultados de los experimentos.

Si se produce el… desenlace fatal, mandamos un saludo a todas nuestras famílias, que quizá ahora tengan razón en aquello de “eres demasiado joven, chaval”.

Esperamos instrucciones desde la Tierra. Repito: esperamos instrucciones.

Una propuesta de Andreu Monfà

Standard
Emocionales, Sin categoría

319- Tenemos que hablar

Apreciado Paro,

Me encantaría poder sentarme contigo, tomarnos un café y discutir esto como dos personas mayores y no como dos adolescentes hormonados. Pero sé que no estarás a la altura de este momento, igual que nunca lo has estado para todo lo que he intentado hacer junto a ti.

He estado pensando mucho en lo nuestro últimamente. Y cuando digo mucho y últimamente, quiero que lo entiendas en su definición más amplia: llevo días escribiéndote cartas como esta sin llegar a mandártelas, siempre eran distintas pero siempre buscaban una forma de decirte lo mismo: que no me convienes. Un año es más de lo que puedo soportar. Si te parece increíble que sea capaz de escribir tanto para nada, me gustaría que supieras que mis palabras solo equivalen a una décima parte de lo que sufrido… para nada.

Yo era muy feliz antes de conocerte. Trabajaba de redactor creativo, cobrando poco y soñando mucho: cada día era un reto, pero yo estaba en lo mío. Tú me sacaste de ahí. Casi a la fuerza, sin pedírtelo. Quieres que te dedique todo mi esfuerzo y mi motivación, que sea tuyo. Pero eso no lleva a ninguna parte. ¿Qué has hecho tu por mí? ¿Caer mal a mis padres? ¿No ayudarme en nada a final de mes? ¿Menospreciar mi book y mis proyectos?

Es cierto que mientras estudiaba la carrera o el máster, e incluso mientras trabajaba, llegué a desearte con locura. A veces eras la salida fácil, la que siempre está ahí, el atractivo de la mala vida… Pero la posibilidad de que muchos me consideraran una víctima tuya me hacía recapacitar. Habías roto el corazón y la vida a muchos jóvenes (parece que te gustan así, maldito pervertido) y yo no quería ser el siguiente. Mal de muchos consuelo de tontos; consuelo para animales que tropiezan seis millones de veces con la misma piedra.

Ni siquiera has sido capaz de serme fiel:  sé que tu fétido aliento me perseguirá igual que sigues a todas tus nuevas conquistas y no sé si tendré la suficiente fuerza para evitar caer en tus brazos de nuevo. Pero te aseguro que hoy no queda nada entre tú y yo. Quizá no deberíamos haber empezado, quizá debería haberte dicho que no más a menudo, quizá no debería haber hecho siempre lo que tú querías. Creo que ha llegado el momento de ser libre de nuevo y volver obedecer las órdenes que merecen ser obedecidas.

Hasta siempre,

Oscar Arenas Larios

Standard
Estándares, Sin categoría

367- He perdido mi trabajo (por segunda vez)

Sin duda yo era el primero que no esperaba escribir esta carta. O al menos esperaba no hacerlo mientras durara 365 formas de pedir trabajo. Pero, admitámoslo: habiendo conseguido mi objetivo a la altura de la carta 138, lo que quedaba por delante era un camino demasiado largo para recorrerlo sin sorpresas.

Así que, toma giro inesperado para despertar bruscamente a la rutina: me he quedado sin trabajo. Ayer venció el contrato de seis meses con el que se me fichó y no lo hemos renovado porque no sé, no puedo o no quiero encajar con determinado modelo de agencia. Y estemos aquí sin drama alguno pero con todas las lecciones aprendidas. Una de ellas, quizá la más importante es que este bache no quita que me pueda entender con otra agencia en Barcelona, España o América Latina.

Así que seguiré haciendo lo mismo que estaba haciendo hasta ahora: pedir trabajo de una forma distinta cada día. A 46 cartas del final esto es una auténtica prueba de fuego en la que cada palabra cuenta para venderme de nuevo. De momento, ya he preparado mi currículum y he actualizado mi book.

Pero la auténtica noticia no está aquí. Aprovechando el tiempo libre que tengo de repente, empezaré a trabajar para convertir las 365 formas de pedir trabajo en un libro. Sí, sí. Ya estoy en condiciones de avanzar que lo financiaremos por crowdfunding y que cada carta tendrá un diseño único y distinto al del resto. Para llevar a cabo semejante proeza contaré con la ayuda de varios diseñadores y directores de arte… jóvenes, parados o en condiciones precarias. Además, espero que pronto se incorpore al proyecto un corrector recién graduado.

Así, incluso después de terminar 365 formas de pedir trabajo, el proyecto seguirá mostrando el talento que se pierden muchas empresas que no fichan jóvenes (o les condenan a la inestabilidad laboral).

Gracias a todas y a todos por seguir ahí.

Standard
Estándares, Experimentales, Sin categoría

317- Silogismo*

Si me llamo Oscar Arenas Larios y me presento como redactor creativo, lo siguiente será enseñarte mi book.

Si te enseño mi book es porque quiero trabajar en una agencia de publicidad.

Si quiero trabajar en una agencia de publicidad es porque ya lo estuve haciendo durante un año y cuatro meses.

Si trabajé en una agencia de publicidad durante un año y cuatro meses es porque estudiaba un máster en Psicocreatividad.

Si estudiaba un máster en Psicocreatividad es porque me licencié en Publicidad.

Si me licencié en publicidad, es porque tenía ganas de probar cosas nuevas cada día y trabajar en algo que fuera un perpetuo experimento.

Gracias a probar cosas nuevas cada día, he sido capaz de escribir esta carta de 317 formas distintas.

Si he sido capaz de escribir esta carta de 317 formas distintas, puedo hacerlo durante 365 días.

Si puedo hacerlo durante 365 días, es que mi motivación es imparable.

Si mi motivación es imparable es porque soy joven.

Si soy joven, además soy tu candidato ideal.

Si soy tu candidato ideal, realizaré la propuesta de estilo que me hagas sin ningún problema.

Y si realizo tu propuesta satisfactoriamente, me contratarás.

¿Es lógico, no? Si me llamo Oscar Arenas Larios y me presento como redactor creativo, deberías contratarme.

*Un tipo razonamiento deductivo basado en ir asociando premisas y condiciones. Aunque es una herramienta legítima y usadísima por la publicidad, puede llevarnos a conclusiones erróneas. Eso sí: en el caso de esta carta la conclusión es completamente cierta :D.

Standard
En verso, Pastiche, Sin categoría

316- Mario Benedetti*

Porque lo intento y no,
con cada carta que ignoras
soy un poquito más tuyo.

Tu redactor creativo,
tu domador de palabras,
encabritando con mis textos
tu asco y tu paciencia.

Licencia sin permisos.
Bolsillos sin blanca.
Portafolio sin crédito.

¿Cómo se defiende uno
de la propia juventud?
¿Cómo librarse a tientas
de la oscura culpa ajena?

¿Acaso mi papel
no tiene texto
en este destino sin fin?

Con un nombre más,
y el azar por apellido,
gritaré en silencio el motivo
de mi año sin días.

Y volveré a concentrarme
en unos estudios que terminarán
entre el nunca y el quizá.

Pero con la fe de un ateo,
abriré el libro de los imposibles
por la inercia del susurro
de esas páginas que nadie leerá.

Sin embargo sé que vendrás, lento,
pues tuya es la idea que le falta
a mi rompecabezas amputado.

*En el quinto aniversario de la muerte del poeta.

Standard
Coloquiales, Pastiche, Sin categoría

315- Motivación empresarial*

¡¡Buenos días colegas!!

Soy Oscar Arenas Larios, vuestro coach de ventas. ¿Supongo que todo el mundo sabe qué ha venido hacer aquí, verdad?

Hemos venido a contagiar motivación, pasión… ¡¡y a lograr que nos contraten como redactores en una agencia de publicidad!! Si no es por X, será por Y y si no será por alguna letra del alfabeto cirílico. ¡Pero les vais a dar todas las jodidas razones sobre la faz de la tierra!

Ahí fuera nadie da un duro por muchos de vosotros. Pero lo que no saben es que no os vais a rendir. ¿O hay algún mierdecilla que vaya a tirar la toalla? Si recibís un no, volved al día siguiente hasta que os den un sí. Si os dicen que sois jóvenes les demostráis vuestra energía para adaptaros a lo que os echen, si os dicen que sois viejos, demostráis vuestra experiencia en todo tipo de batallas. ¡Si os dicen que no hay sitio, os lo hacéis!

Estamos aquí para demostrarles que podemos vender cualquier basura que nos echen: empezando por el puto diamante en bruto que sois vosotros mismos. Venga, hijos de puta, gritad, dádmelo todo. ¡Quiero que me escupáis lo que vais a vender hoy!

Endiñadles la experiencia laboral, contadles qué habéis estudiado: que si publi, que si el máster, que si su puta madre… Contadle vuestro viaje a los infiernos si hace falta, ¡joder! Repetidlo un año entero si hace falta, venga.

No volváis hasta no tener una entrevista. ¡Que se traguen vuestro book, demostradles lo que sabéis hacer para que tengan que llevar pañales el resto de su vida!

¡Venga, desgraciados, a comerse el mundoooo!

*Nos hemos vuelto un poco locos tratando de vender cosas, ¿verdad?

Standard
Formales, Pastiche, Propuestas, Sin categoría

314- Asamblearia*

Compañerxs,

Voy a ser muy breve que ya llevamos tres horas y pico de asamblea, ¿de acuerdo?

Nos comunican desde la Comisión de Comunicación de la Asamblea de Publicitarios que van a iniciar una campaña de búsqueda laboral combativa-pacífica.

Empezarán tratando de dar visibilidad a la Asamblea Local de Parados de las Arenas de Larios. Por lo visto, Oscar, un compañero de la Asamblea de Lleida ha impartido unos talleres de redacción y autogestión creativa, básicamente viendo cómo sería posible que varios textos dijeran lo mismo pero fueran aparentemente distintos. Es decir, que estan tratando de adaptar un bloque unitario de reivindicaciones a las demandas particulares de todas nuestras comisiones, subcomisiones, comités, subcomités y grupos de trabajo.

Ahora mismo nos informan de que hay 314 participantes en esta acción y que todo aquel que quiera puede apuntarse, que puede contactar con Oscar, que es ese chico joven con gafas y barba de detrás de… No, ese no. Ese tampoco. El que va despeinado. No, no, más abajo. Bueno, ya lo veréis. Acércate al micro después, compañera y así te ven.

Se ve que gracias a su formación en Publicidad y su experiencia antes de quedarse en paro, ha impartido algunos otros talleres. Pero lo más importante es que ha colectivizado los conocimientos que adquirió en su máster elitista, que ha democratizado lo que no era accesible para todos. Pero hay que caer en personalismos. El es un ejemplo, en el sentido más pedagógico y menos  glorificador, de la palabra ya veis que estamos aquí para probar formas nuevas de organizarnos y que hoy nos han demostrado que con ganas se pueden sacar adelante muchas cosas.

Al final el objetivo de esta acción no es otro que lograr entrevistas y forzar condiciones de contratación dignas a un año vista. Y bueno, que los compañerxs de la comisión de comunicación… empieza a trabajar ahora mismo. Si antes de que se marchen alguien tiene algo que comentar… Aquí tenéis el micro.

Una propuesta de Marta Farré

*Hoy se cumplen tres años del inicio del movimiento 15M y del inicio de sus logros más increíbles (la PAH, por ejemplo) pero también de sus fracasos más entrañables (esas asambleas interminables).

Standard
En verso, Pastiche, Propuestas, Sin categoría

313- Hechizo

Oscar Arenas Larios
harto de ser aprendiz de brujo
¡pon fin de una vez a su calvario!

Que sus ejercicios de estilo,
repetidos durante un año
te mantengan en vilo

Y con esta tarea tan pesada,
y su licenciatura en Publicidad,
su habilidad quedará demostrada.

Que el poder de sus postgrados
te brinde ideas para pasar en agencia
un año y cuatro meses sobrados.

Ojos de Ray Charles, oreja de Beethoven,
que su nombre siempre te suene,
aunque sea demasiado joven.

Saca fuerzas de dónde no quedan
ve dónde nadie ha estado,
siente como el futuro se desenreda.

Piel de lagarto, ojos de chivo,
que una agencia me entreviste
para ser redactor creativo.

Y por si alguien aún duda
de toda su capacidad,
ofrezco en sacrificio esta rata bigotuda.

Una propuesta de Ángela Maria

 

Standard
Evocativas, Formales, Sin categoría, Trabas

312- Mineral*

Estamos ante unas Arenas que, al sedimentar sobre estos Larios dan lugar a formaciones minerales de lo más distintas y genuinas: los redactolitos. Parece que se trata de estructuras con una formación en publicidad muy sólida, aunque de muy fácil oxidación si surgen fuera de la colada de un máster.

Gracias a sus matices cromáticos y a su potencial metamórfico, estas rocas resisten bien las altas presiones y la erosión meteorológica en agencia. Aún en un entorno con variaciones constantes, los redactolitos encuentran estabilidad pese a los seísmos, adaptándose con distintas configuraciones a todo tipo de movimientos tectónicos y corrimientos de tierra.

Esta combinación mineral mantiene su integridad debido a su abundante contenido en materia procedente de composiciones telúricas. Además, su maleabilidad, equiparable a la de las arcillas, evita la aparición de grietas y sesgos. Experimentar con estas fascinantes rocas puede dar lugar a una auténtica erupción de creatividad ya que, pese a cristalizar habitualmente en lugares salobres y con espacio con cortezas claras y transparentes, si las condiciones lo favorecen, también pueden formar complicadísimas dendritas conceptuales e incluso encauzar férreamente elevados caudales de ideas.

Su magnetismo repele a las aglomeraciones de licenciados de arenisca gracias a mecanismos como la diferenciación de las estalactitas y las estalagmitas. De corteza y trato árido pero de sustrato tremendamente fértil, su elevada acidez imposibilita la coexistencia con los fósiles y fomenta al aparición de piedras preciosas agregadas.

Para extraerlos en su integridad hay que someterlos a un concienzudo análisis para asegurar antes la viabilidad de la operación y minimizar su disolución. Si es posible replicar en laboratorio las condiciones del medio de los redactolitos se podrá poner de relieve su fantástica capacidad de adaptación.

*Una auténtica alegoría mineral llena de términos del ámbito de la geología.

Standard