De Raymond Queneau, Sin categoría, Trabas, Verbales

361- Pretérito perfecto compuesto

Hola,

Al final, se han acordado de mi, han tenido en cuenta a Oscar Arenas Larios. He sido redactor creativo en una multinacional durante un año y cuatro meses, he escrito 361 versiones de mi propia carta de presentación y he buscado trabajo en todas las agencias habidas y por haber. Sin embargo, he decidido seguir hasta las 365 cartas. Al fin y al cabo, solo muy pocos han demostrado su talento en un día y yo siempre he querido decir “He buscado trabajo a diario, durante un año entero”.

Me he licenciado en publicidad y ya he iniciado el trabajo final de mi máster. Se me ha considerado demasiado joven, pero también se me ha dicho que mi motivación y mis ganas de experimentar han dejado huella.

También me han  entrevistado y he comentado mi book con varios directores que además, me han puesto a prueba. Y de ellos y otros muchos lectores, he recibido todo tipo de propuestas a las que he adaptado esta misma carta.

Esto ha sido todo. Muchas gracias.

 

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Experimentales, Sin categoría

353- Palabras compuestas*

¡Bienvenido!

Me nombrepusieron Oscar Arenas-Larios y me gustaría ser libreprensador y copywriter, escribir robapáginas y publicidad de supermercados. Pero me detuve en la telaraña postmoderna del paro juvenil y he quedado aliatrapado en ella. Sin embargo, no es momento de darme la extremaunción católicolaboral, porque escribiré multiestilísticamente y demostraré mi competencia teórico-práctica con este pasatiempo: escribir a diario polimorfismos en hispanoamericano hasta que añocumpla mi reto.

No soy un sabelotodo pero me licencié en Publicidad y estoy estudiando un máster en Psicocreatividad. Asimismo, entre briefing y contrabriefing, me curtí como picapedrero en una agencia multinacional.

¿Me crees el hazmerreír por no tener 24 cumpleaños? No malpienses de mi hipermotivación ni de mi experimentopatía porque puedo mantener la compostura sin problemas.

¿Quieres entrevistarme? Enhorabuena, ¡te invito a ver mi portafolio!

¿Te he dejado boquiabierto? Era mi intención al regalarte este humilde nomeolvides. Lánzame un salvavidas creativo que me garantice un salvoconducto laboral y yo escribiré tu idea en un santiamén.

*Basado en el neologismo y la composición de Lluís y Queneau.

Standard
De Raymond Queneau, En verso, Sin categoría

345- Oda al redactor creativo*

Las palabras se rinden a las ideas,
claudican a tu próximo tu titular,
eso es escribir y pensar,
y es el don que tú, Oscar, entregarás
a cualquier agencia de publicidad.

Trescientas cuarenta y cinco han caído
tres cientas sesenta y cinco prontas están,
todas distintas, alguna similar, ¡ah!
Es en su fondo donde todas comunican por igual
tu capacidad de adaptación y buen obrar.

Me habla de ti un trozo de papel:
que eres licenciado en publicidad.
Mas tu pasado ya lejos queda,
ahora trata de coronar, en tu máster,
de una vez por todas, el trabajo final.

Lo que tu pides ya lo lograste
durante 16 meses a bordo
del gran buque navegaste
Más si el que tuvo, retuvo,
el que perdió, con la victoria se alzará.

A los que consideran tu juventud
el más osado de todos los delitos,
tu motivación los callará:
en la novedad está el secreto
que un día te hará triunfar.

Ojean tu book, espían sus ideas,
¿serás tú la pluma que buscan?
Saben que tu pasado nada dice
y probarán tu palabra; te la darán
para que que tu ingenio la utilice.

*La oda es una composición poética destinada a alabar una figura o reflexionar sobre un tema. No tiene limitaciones formales, pero si algo la define es su potencial para musicarse.

Standard
De Raymond Queneau, En clave, Experimentales, Sin categoría

307- Antonímia

Adiós,

Mi pseudónimo no es Oscar Arenas Larios y soy director de arte. Ya tengo trabajo en un departamento de marketing y para ello tuve que borras 307 cartas de renuncia. Y no dejaré de hacerlo de la misma forma hasta que no haya destruido 365. Solo así podré disimular mi ineptitud creando imágenes idénticas.

Jamás me gradué en publicidad y no tengo intención alguna de hacer un postgrado. Tengo menos de un año de inexperiencia en el departamento de marketing de una PYME. Muchos me ven demasiado viejo y con ganas de hacer siempre lo mismo, por no hablar de mi pesimismo.

Escucharé tu monólogo sobre todo lo que no he publicado jamás. Eso sí, al principio lo menos relevante es mi ineptitud para ignorar cualquier cosa que me sugieras. A todo esto, ¿tú cómo habrías dejado tu trabajo ayer ?

Me divierte haberte hecho perder el tiempo.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Estándares, Experimentales, Sin categoría, Trabas

305- Definiciones

Interjección usada como salutación familiar.,

Me designo usando la palabra que hace referencia a los premios concedidos por a Academia estadounidense de las Artes y Ciencias Cinematográficas y el plural de un conjunto de partículas desagregadas de las rocas acumuladas en las orillas de ríos y mares. Estoy tratando de hallar una ocupación retribuida en una empresa dedicada a la comercialización de servicios creativos, publicitarios y de comunicación. Por esa razón he representado mis palabras con letras u otros signos trazados de 305 maneras, usos, prácticas, costumbres o modas distintas no parecidos y con diferentes cualidades.

Sobre mí puedo asegurar, sostener u opinar que en 2012 se me confirió el título de licenciatura en divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para la atracción de posibles compradores, espectadores o usuarios. Además realicé un curso de posgrado en una determinada especialidad, así como un periodo de 12 meses y 16 semanas en una sociedad mercantil cuyos intereses y actividades se hallan establecidos en muchos países y que se dedica a la comercialización de servicios creativos, publicitarios y de comunicación

Puede que pienses, juzgues o sospeches que soy de poca edad pero precisamente por eso mi deseo, apetito y voluntad de examinar prácticamente la virtud y propiedades de todo son muy grandes. Y eso por no mencionar las causas o razones que me mueven a conseguir mis fines, que compensan de sobras esa falta de práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo que muchos me atribuyen, generalmente con malicia o sin fundamento

Si mantenemos una conversación personal para un fin determinado, este podría ser la evaluación del contenido de las actividades encaminadas a un fin comunicativo determinado que he realizado hasta la fecha. Sin embargo, lo que conviene, interesa o hace al caso es que yo tenga aptitud, talento o cualidades para hacer lo que tú me pidas. ¿Por qué no me ofreces una proposición o me das una idea para adaptar mi carta al uso, práctica, costumbre o moda que creas más conveniente?.

Finalmente, solo manifestar mi agradecimiento por el beneficio recibido y la atención que me has prestado.

Standard
Coloquiales, De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Dialogadas, Sin categoría

304- Interrogatorio

¿Sabe por qué estamos manteniendo esta charla?

Bueno, yo solo soy un redactor creativo en paro…

¿Conoce a Joan-Lluís Lluís?

Bueno es un autor de Perpinyà. Me he basado y me he inspirado en una de sus obras.

¿No ha dicho que está en paro?

Digamos que trabajo buscando trabajo.

-¿Basándose en Lluís?

Sí, correcto, escribo mis cartas para pedir trabajo, siempre de una forma distinta, él lo puso en práctica en un libro suyo. Llevo 304 y mi intención es alcanzar las 365.

¿Su intención?

—No le entiendo.

Vamos a ver. ¿Dónde estaba usted en junio de 2012?

Pues hicimos el viaje de final de estudios de mi licenciatura en Publicidad… la verdad es que me cuesta recordarlo. También estaba trabajando. Pero, ¿puede decirme…?

Aquí las preguntas las hago yo. ¿Qué hizo durante el curso 2012/13?

Estudiar un máster.

Y si tuviera que decir por que ha hecho sus acciones… ¿que diría?

¿Cómo?

¿Qué le ha impulsado a estudiar el máster a escribir todo eso…?

Mi motivación. ¿Es que eso es delito?

A ver, chaval, se han acabado las tonterías, no juegues conmigo. ¿Tienes antecedentes en agencia?

—¿Pero esto era una entrevista de trabajo? No me gusta este aire de interrogatorio… me largo.

¡Tú te quedas! ¿Has trabajado en una agencia o no?

Sí, un año y cuatro meses… Eso no es ningún crimen.

No, pero esto de estar sin trabajar y hacer evidente el paro pronto lo será. ¿Reconoces esto?

Sí es mi book.

Muy bien, entonces estás acusado de talento creativo en grado de tentativa, con el agravante de reincidencia.

No diré nada sin una propuesta de mi abogado.

 

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Pastiche, Sin categoría, Trabas

297- Gastronómico

Mi nombre es Oscar Arenas Larios y mi especialidad culinaria son las palabras y las ideas. Me encantaría cocinar tras tus fogones, combinando técnicas, fileteando las historias para encontrar las ideas más finas o emplatando textos de todo tipo. Me adapto a lo que pida la materia primera o a lo que demande el comensal ya sea vuelta y vuelta o hecho a fuego lento.

Sin embargo mi amargo presente es el paro y no tengo demasiados ingredientes en la despensa… apenas una licenciatura en conserva de 400 gramos de publicidad, medio máster y un jugoso pedazo de experiencia en agencia. Ya que para muchos paladares aún estoy crudo, tengo que presentar cocinar siempre lo mismo aderezando mi perfil con distintos aliños y quizá con una pizca de alguna especie. Aunque los ingredientes sean, en esencia, los mismos, el sabor siempre será distinto. Tengo motivación en conserva y ganas de experimentar frescas que me permitirán servir 297 platos distintos y que hacen que me plantee hasta hacer un menú anual. Jamás probarás un refrito tan ligero.

Te prepararé una degustación y sacaré de mi bodega una propuesta de maridaje que no te dejará indiferente. Pero lo mejor de mi propuesta es que puedo servirte fuera de carta una receta al gusto cocinada especialmente para ti.

¿Has comido bien? ¿Tomarás café?

Standard
Audiovisuales, De Raymond Queneau, Formales, Narrativas, Sin categoría

294- Jean Pierre Jeunet*

El 6 de julio de 2013 un estudiante de biología de Montpellier con la cara cubierta de acné compra el Exercices de style de Raymond Queneau. A la misma hora en que el dependiente de la librería entrega el cambio al estudiante, en Cadaqués, Joan Lluís Lluís saborea una deliciosa tableta de chocolate 70% cacao sin sospechar que en Barcelona, un tipo acaba de abrir un blog con el objetivo de arrebatarle el récord de ejercicios de estilo que este le había arrebatado previamente al difunto Queneau.

Se trata de Oscar Arenas Larios, un redactor creativo en paro.

Oscar ama la crema del café solo de su cafetera expreso de segunda mano y en su mundo las palabras suenan como en una canción neomelódica italiana. Seguramente el trauma producido en su infancia al descubrir que su amigo invisible era irreal lo hizo refugiarse en la literatura, un mundo dónde sí estaba bien visto hablar de cosas que no existen.

Obligado por sus padres a perseguir una vida de provecho, Oscar estudió publicidad, una ocupación que le obligaba a dejar de lado sus mundos inexistentes para enfrentarse a una dura realidad formada por grupos de trabajo, arbitrariedades docentes y, lo peor de todo, cafés de máquina debido a temperaturas sobrehumanas, perdían la crema enseguida. Continuó su andadura estudiando un máster mientras trabajaba en una agencia multinacional de nombre difícilmente pronunciable. Hipotecar horas de sueño y recurrir a todo tipo de estimulantes legales no sirvió de mucho, pues perdió el trabajo al cabo de un año y cuatro meses y dejó el máster sin terminar.

Ante esa tremenda decepción, Oscar decidió regresar a sus mundos irreales y usar su pasión para conseguir trabajo en una agencia de publicidad emulando a los señores Lluís y Queneau. Para demostrar la motivación que le invadía pese a su alta tendencia a lo irreal, Oscar abrió un blog en el que dar rienda suelta a sus ansias de fantasía escribiendo día tras día su carta de presentación bajo distintas premisas que le sugerían amigos invisibles a través de la red.

El 25 de abril de 2014, un estudiante alemán perdía 294 € en una timba de póker en Lloret de Mar. En el preciso instante que uno de sus compañeros y contrincantes guardaba el último euro del bote, en Barcelona, un director creativo de otra agencia con un nombre impronunciable recibía una llamada a su extensión por parte de una secretaria con la que se enrolló en la última cena de Navidad comunicándole que un tal Oscar Arenas había llegado para entrevistarse con él. Mientras tanto, en México DF, una internauta trasnochada llega hasta el blog de Oscar, alcanza el ejemplar de Ejercicios de estilo que le trajo su novio de Montpellier y decide proponer una idea de carta a Oscar para comprobar hasta dónde llega su habilidad.

*Hoy se cumplen 13 años (¡cómo pasa el tiempo!) del estreno de Amélie, la obra maestra de Jean Pierre Jeunet. Lo curioso es que, imitándole, me he dado cuenta de que se corresponde a grandes rasgos con el estilo preciosista de Queneau

 

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Formales, Sin categoría

293- Filosófico

Me llamo Oscar Arenas Larios y mi campo del saber es el lenguaje sofista y su fenomenología. Estudio cómo las palabras transmiten conocimiento y nuevas ideas para trasladarlo a diálogos prácticos con los consumidores.

Deseo ejercer junto a los maestros de la Academia y el Liceo y por ello he escrito 293 disertaciones hasta la fecha, sin variar mis argumentos pero sí cambiando la forma de exponerlos. Mi tesis es que la fuerza está en la forma  porque esta es la manifestación múltiple de la verdad absoluta. A todos los que dicen que el lenguaje engaña, les digo que podemos desembarazarnos de las palabras gastando su uso, torturando su significado con el contexto.

Sin embargo, mis máximas son refutadas reiteradamente mediante la negación categórica basada en una misma falacia ad hominem: que mi juventud me priva de la razón y la experiencia. Pero lo cierto es que no se puede demostrar relación causal alguna entre edad y talento. Además este falso axioma se replica con hechos: con mi licenciatura en Filosofía, con mi máster en Psicocreatividad del Ser y con mi experiencia en una agencia multinacional. Y si aún fuera insuficiente, he elaborado un discurso sobre mi método basado en la voluntad de experimentar hechos nuevos y en la motivación para lograr el mayor bien para el mayor número de personas.

Desconozco si eres un superhombre, pero lo lógico es que apliques la duda metódica a mis disertaciones: piensa, luego dime como comprobarás mi habilidad en la próxima carta.

Standard
De Raymond Queneau, En verso, Formales, Sin categoría

291- Poesía libre

Oscar

Arenas

Larios

Tres palabras son mi yo.

¿Más qué es mi qué?
La escritura.
Vil, salvaje, visceral y reiterada.
Mi qué es la escritura de mi yo.

Para lograr mi cómo:
Escribir por cuenta ajena.
Escribir para cuentas ajenas.

Lo repetiré siempre de forma distinta.
Siempre lo repetiré de forma distinta.
De forma distinta siempre lo repetiré.

Para lograr mi cómo… gracias a 365 cómos.

Licenciado.
Un máster en camino.
El saber no ocupa lugar.
Pero te estrecha el horizonte.

Pero la juventud lo amplia
No importa andar durante meses,
porque el sol seguirá poniéndose.

Andaré hacia él con todas mis fuerzas,
con todas mis ganas.

Nos vemos ahí.

Deberías pensar en darme la bienvenida.

Standard