Coloquiales, Pastiche, Propuestas, Sin categoría

284- Dedicatoria de fotolog*

Holaaaaa!!

Soy Oscar Arenas escribiendo en el fotolog olvidado de vuestro director creativo favoritooo. Para los que no me conozcáis, pues que sepáis que soy copy y estudié publicidad y bueno, nada, que hoy tengo tiempo libre en el máster y que tengo muuuuchas ganas de decirle un par de cosas…

Nada tio, que me caes genial y que no cambies nunca. La crisis ha puesto a prueba nuestra relación pero aunque yo esté en paro y tú tengas un puesto de responsabilidad, los dos sabemos que nos tenemos ahí para lo que haga falta. Ojalá que nada se interponga entre nosotros.

Me encantaría que estuviéramos trabajando juntos. Echo de menos ese año y pico que pasé en agencia. Me sentía en mi elemento… Buff. Realmente molaría, pueso eso, pasar parte de mi juventud currando juntos, pero ya se verá. De momento le voy poniendo cositas a mi book, que ya sabes dónde está  jejeje…

Bueno, que a ver si quedamos algún dia, tete y nos ponemos al día, ¿OK?

Ah y que para que te empieces a preparar para cuando curremos juntos, te doy la oportunidad de decirme cómo escribir esto en otros fotologs… Porque pienso demostrar que soy un crack escribiendo, almenos en dedicatorias ¡¡jajaja!!

Ala, ahí queda eso. ¡Comentaaaaaad!

*Los fotologs son la red social más atrofiada que he visto en mi vida. Inundaron la red y la vida de los adolescentes del sur de Europa y de toda Latinoamerica antes de que lo hiciera Facebook, Tuenti o Tumblr. Una práctica bastante común era ceder tu contraseña a un amigo para que escribiera algo por ti en tu Fotolog.

Una propuesta de Adri Sánchez

Standard
Coloquiales, Pastiche, Sin categoría

282- Mercè Rodoreda*

Y claro, yo no tengo trabajo, ¿qué va a ser de mí? La puerta de la agencia se cerrará tras de mí con un golpe seco y diré… Oscar Arenas Larios, para servirlo a usted. Estoy espeluznado: hay cola para trabajar gratis, ¿quién va a querer a un redactor que necesita cobrar? Escribir lo puede hacer todo el mundo, no todo el mundo lo hará bien, pero todo el mundo sabe de letra hoy en día, y parece que a la que uno sea un poco espabilado puede llevarse un rinconcito de un escritorio con una Olivetti manchada de ceniza. Que no importa que te licencies, que estudies un máster, puede que no importe ni que te pongas esos tacones rojos que ya no te pones porque hacen ruido al andar y los hombres te miran. Pero, ¿y si mandara una carta para pedir trabajo cada día? Por supuesto, no sería la misma, eso sería hacerse pesado. La esencia sutil de las hojas secas de los plataneros de la plaza. Todas son hojas y todas pertenecen al mismo sitio, pero ninguna es idéntica. Del cuartucho con vistas a un patio de luces escuchimichado no hay demasiadas avenidas ni están demasiado llenas de hojas. Pero no puedo evitar oír su crujir, bajo mis pasos derrotados, incluso en abril cuando los árboles reverdecen. ¿Cuántas hojas tienen que pisar uno para llegar a su destino? ¿Cuántas hojas hay que escribir para terminar, por fin, el libro? ¿Cien? ¿Doscientas ochenta y dos? ¿Trescientas sesenta y cinco? Aloma insiste, abrazando sus rodillas enclenques, que creyendo en mí mismo todo es posible. Su rostro febril me ruboriza. Ella puede volar de flor en flor y probar las mieles de la novedad a diario, si quiere, porque es de buena familia. Tan buena, que yo vivo de sus letras: de los libros que me presta y de los cheques que me extiende ella bajo mano. Seguro que será mediante su familia que lograré una entrevista, porque nadie se va a fijar en el tipo cabizbajo que patea hojas secas por la calle con un cuaderno abultado bajo el brazo. ¿Y una vez allí, qué? Mire, este es mi portafolio. Muchas gracias, ya le llamaremos. Pero, ¿y si siguieran pensando en mí? ¿Y si pudieran sugerirme cómo debería ser mi próxima carta-hoja? El corazón me late más deprisa. Se lo cuento a Aloma. Ella se encoje de hombros en ese cuerpecito y mira por el ventanal, hacia la plaza y más allá, dónde empieza la calle de les Camèlies.

*Hoy hace 21 años que murió Mercè Rodoreda, una de las mayores escritoras de la literatura catalana. Maestra del cuento y de la novela psicológica, retrata sus protagonistas como nadie con su característico estilo.

Standard
Coloquiales, Pastiche, Propuestas, Sin categoría

279- Villano

Hola gusanos,

Soy el Doctor Oscar Arenas Larios y dominaré el mundo para convertirlo en un espacio publicitario. Pediré trabajo como redactor creativo en centenares de agencias con una carta distinta cada día y una vez me fichen en todas ellas… ¡las hundiré para quedármelas a precio de saldo! Puedo hacerlo todo solo con un procesador de textos, mis superpoderes y mi maldad infinita… ¡muwhahwhawhawha!

Pero no hago esto porque sí, no. Después de licenciarme en publicidad conseguí un puesto en una agencia de publicidad. Iba a ser la bomba. Todo era precioso. Y al continuar estudiando un máster, creía que mi futuro estaba asegurado. Pero no. No duré ni un año y medio. Ahora que se atiendan a las consecuencias.

¿Que era demasiado joven? ¿Que no tenía experiencia? Se van a enterar. Tuvieron su oportunidad, pero ha llegado el momento de que aprendan a no menospreciar la motivación y las ganas de experimentar.

Ahora nos veremos las caras y te aseguro todo el mundo se arrepentirá de no haber valorado mi book. No tendré piedad con nada de lo que me digas. ¡Aplastaré todos los publicitarios y el mundo será un OPI en venta!

¡¡¡Muwhawhawhawhawha!!!

Una propuesta de Adrià Sánchez

Standard
Coloquiales, Experimentales, Propuestas, Sin categoría

277- Emojis

:wave:

:hourglass: :cocktail:

:pencil: :bulb:

:chart_with_downwards_trend: :es: :poop:

:pencil: :envelope: :calendar: :three: :six: :five: :muscle:

:ant: :notes: :cop: :love_letter: :performing_arts: :ant:

:school: :mortar_board: :two: :zero: :one: :two:

:mortar_board: :runner: :running:

:satellite: :office: :computer: :earth_africa:

:baby: :underage: :interrobang: :crystal_ball: 🙂 🙂 :bangbang:

:speech_balloon: :book: :speech_balloon:

:thought_balloon: :question:

:thumbsup:

Una propuesta de Cristina Vila

*O los míticos emoticonos de WhatsApp. Hecho con esta herramienta.

Standard
Coloquiales, Gremiales, Propuestas, Sin categoría

273- It girl*

¡¡Hola chuloss!!

Aquí tenéis de nuevo a vuestro Oscar Arena$-Lärios. Ya he vuelto de mi escapada a Reykjavík y ahora me he metido en un proyecto que me propusieron unos amigos de la escena underground de Amsterdam. Hemos montado algo así como un moodboard pero de textos, ¿no? Es decir que hemos pillado un texto y estamos creando a partir de él. Lo hemos reinterpretado hasta decir basta. Bueno, llevamos 270… digooo 273 versiones. Y nuestra idea es llegar a las 360, tantas como días del año.

Al final, para el proyecto, elegí mi carta para pedir trabajo, porque ya no necesito. Con mis colaboraciones para los issues especiales de revistas de moda, con los eventos a los que me invitan, con las sesiones de fotos que hago y mis padres, pues ya me da… Además que no tengo tiempo ni ganas de dedicarme a algo **TAN** convencional y **TAN** mainstream como ser creata en agencia… De hecho ya lo fui, después de estudiar publicidad y continuar con mi máster de creatividad, coolhunting, tendencias y veganismo. Pero no está hecho para mí. Yo soy un espíruto libre, megaecléctico y todo eso.

Pero lo cierto es que mi proyecto está saliendo muy bien. Nos han entrevistado en Londres, en Berlín y en Johanessburgo. Da que hablar, sorprende, se lleva. Porque, si tienes ganas de petarlo y de probar cosas nuevas, pues se nota… ¿qué quieres que te diga?

Ay, que se me olvida… que estamos convirtiendo esto en un proyecto social: podéis seguirnos en
Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram, Trendtation, Soundcloud, MySpace, Napster, Tinder, Foursquare, PornHub… Si se te ocurre algo, esto vive del crowdsourcing y de vuestras ideas, chulosss, así que venga, ¡a colaborar!

¡Nos vemos on the net, un beso a todos!

*Mira esto mejor.

Una propuesta de Ana Picanyol.

Standard
Coloquiales, Pastiche, Propuestas, Sin categoría

272- Exmilitar*

Deberías haber vivido lo que yo viví cuando me enrolé en el destructor Ogilvy. Estuve sirviendo en plena guerra un año y cuatro meses. Sin permisos.

Estaba en el batallón de redactores publicitarios y sufrimos algunos de los peores bombardeos de briefings de toda la campaña… Pero había que adaptarse a todo, estar preparado para entrar en batalla en todo momento. Incluso ahora mismo, aunque estoy retirado desde 2012, puedo presentar batalla… y power points para defender la bandera de mi agencia. Y no me temblará el pulso a la hora de disparar titulares. ¡Por supuesto que no!

Y mira, te lo puedo contar cómo quieras, porque eso era lo que hacíamos en el batallón de redactores. Pero claro, ya no hay profesionales como antes. Bueno, conozco uno. Se llama Oscar Arenas Larios y ha escrito 272 veces su carta de presentación. Aún había esperanza. Pero lo entrevisté y me enseñó sus heridas de guerra y las operaciones en que había participado. Parece que sabe cumplir órdenes pero ese tío no duraría ni dos días en el desembarco de un nuevo cliente.

Es de esos que ha estudiado hasta un máster. Me pregunto de qué sirve un máster sin salir fuera a dejarse la piel en cada tormenta de ideas. Lo que sí sirve es la experiencia. O en su defecto, las ganas de dejarse los huevos por tus ideas y por las medallas. Pero con estas hordas de modernetes comunistas en nuestras agencias no vamos a ninguna parte. A la primera renovación de convenios se irán todos fuera.

¿Si no, qué harías tú con ellos?

*Un maridaje insospechado entre la batallita del abuelo y las órdenes militares.

Una propuesta de Adri Sánchez

Standard
Coloquiales, De Raymond Queneau, Sin categoría, Trabas

269- Exclamaciones

¡Como mola llamarse Oscar Arenas Larios! ¡Una cosa te voy a decir! ¡Quiero ser copy en una agencia! ¡Y voy a insistir mucho para lograrlo! ¡Una vez al día! ¡Y durante un año, ni más ni menos! ¡La leche! ¡Ya van 269 cartas para pedir trabajo! ¡Joder!

¡En solo cuatro años me licencié en publicidad! ¡Y ahora estoy terminando un máster! ¡Con un par… de años! ¡Va, contrátame! ¡No me pasé un año y cuatro meses en una multinacional para estar así! ¡Si soy joven, le echo motivación! ¡Y si me ves sin experiencia, le echo ganas de experimentar! ¡Toma ya!

¡Entrevístame! ¡Venga, va! ¡No insistiré más! ¡Aquí te va mi book! ¡Y si no me ves capaz de hacer lo que tú dices: ponme a prueba! ¡Dime cómo pedirías trabajo tu! ¡Me adapto a ello!

Standard
Coloquiales, De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Sin categoría

267- Garrulo*

¿Qué pasa pabo?

Soy el Oscar, el del Arenas y me mola que te inclinas la publi, neng. Pos ná, que estoy buscando curro aquí en un sitio o otro y a lo tonto a lo tonto, me liao y he escrito 267 cartukis pa mandar a la peña. Lo que me flipa es que no hay dos iguales y toas son diferentes, que no está mal pa demostrar que la toco fino fino. Y pos ya que estoy, que me crecío… y vamos a por las 365.

En 2012 me saqué la carrera de publi, después empecé con un máster ahí ya en racha, pero que también estaba currando en una agencia to guapa, desas que ganan premietes, ¿sabes o no? ¿Calomejor me ves muy pringao? Bueno, a mi me la pela, porque yo estoy motivao a tope y probaré cosicas nuevas cada día. ¡¡Que estoy mu loco!!

Buah, sería fetén que me entrevistaras y te paso el book que ya que lo he carreteao, me cagaría en la puta si no sirviera de ná. Pero, ¿eh? ¿Que no te tira? Don guorry bi japi, neng. Aquí no ha pasao ná. Que yo madapto a lo que tu quieras. ¿Venga, va, cómo quieres leer esto mañana, ahí cuando te levantes con tol resacón?

*Heredero del vulgar de Queneau, pariente del Coruño y del HOYGAN.

Standard
Coloquiales, De Raymond Queneau, Dialogadas, Pastiche, Sin categoría, Teatrales

264- Comedia*

PERPETUUM PARO

OSCAR ARENAS LARIOS, joven y atolondrado, tuerce una esquina y se da de bruces contra el último de una larga cola, un tipo ya de cierta edad, de gesto asqueado, un PARADO.

OSCAR ARENAS LARIOS
¡Ay! Oye tú, ¿esto es la cola del paro?

PARADO
resignado
Sí, porque lo que es moverse, no se mueve. Tenemos 264 personas delante.

OSCAR ARENAS LARIOS
Ya veo que hemos perdido aquella vieja elegancia del vuelva-usted-mañana.

PARADO
No, si te lo dicen igual… cuando llegas al final de la cola. Y cuando vuelves a tragarte la fila, te repiten lo mismo. Esto es como las máquinas de movimiento perpetuo pero al revés.

OSCAR ARENAS LARIOS
Esto no es para mí. Yo no me he licenciado en publicidad para nada.

PARADO
Pero si yo soy ingeniero aeronáutico con un máster. ¿Qué vas a hacer tú que no pueda hacer yo?

OSCAR ARENAS LARIOS
Mira, yo quiero se redactor creativo, aquí está mi book y… y…

OSCAR ARENAS LARIOS saca un montón de papeles de su bandolera que empiezan a volar con el viento mientras farfulla.

PARADO
con sorna
Vas a escribir la misma carta cada día.

OSCAR ARENAS LARIOS
viendo la oportunidad
Mmmm… ¡sí! ¡Y siempre será distinta!

PARADO
¿Cómo vas a poder hacer eso si hace solo tres días eras becario?

OSCAR ARENAS LARIOS
Es que creo que ya lo he hecho: en la multinacional dónde estaba me pasaron tantos cambios del mismo texto que sé que puedo hacerlo.

PARADO
malicioso
No hay huevos.

OSCAR ARENAS LARIOS
solemne
Has dicho las palabras mágicas. Por raro que sea lo que tenga por delante, ante esta invocación no puedo hacer más que lanzarme a los brazos del destino… y escribir como un loco.

Se va, muy dignamente, con paso exageradamente pomposo. Vuelve de puntillas. El PARADO levanta una ceja.

PARADO
¿El super estaba cerrado? ¿Se te han roto los huevos por el camino?

OSCAR ARENAS LARIOS
No, es que no sé empezar si no me pasan los cambios ni sin un brief. ¿Cómo pedirías trabajo tú?

Telón

*Segunda entrega de mis cartas teatrales con motivo del Día Mundial del Teatro que tiene lugar mañana.

Standard
Audiovisuales, Coloquiales, Pastiche, Sin categoría

256- Sitcom

Cómo encontré este trabajo S.02 CH.56: Demasiadas responsabilidades

OSCAR tirado en la cama. Habitación en la penumbra. Entra MAMÁ, sube las persianas y la luz entra en la habitación.

OSCAR lanza un alarido.

Risas.

MAMÁ
Venga, ya has dormido bastante. Mueve el culo que no vas a ser un parásito toda la vida. De hoy no pasa que salgas a buscar trabajo.

OSCAR
Mamá yo ya estoy buscando trabajo. Escribo cada día mi carta de presentación y ya llevo 256 versiones.

MAMÁ
256 sopapos te daba yo a ti. ¿De qué sirve escribir si no sales de tu habitación ni levantas el teléfono?

OSCAR
Pues para diferenciarme de mi competencia. Piensa que un 30% de la población mundial no sabe escribir.

MAMÁ
yéndose
Ay, este niño tiene respuestas para todo. Así no se puede…

OSCAR
Que ya no soy un niño.

Se enfada, pone morros y abraza el cojín.

Risas.

MAMÁ
volviendo a entrar
Hijo, he decidido que voy a alquilar tu habitación, porque eres una carga para nosotros…

OSCAR
A ver mamá, todas las horas que me ves en el ordenador no estoy haciendo el vago: estoy escribiendo mis cartas. Cada día son distintas y precisamente trato de demostrar que…

MAMÁ
Ya no hay excusas que valgan, que ya ha llegado la inquilina. Coge tus cosas y déjale tu habitación a Scarlett.

Entra SCARLETT.

Aplausos.

OSCAR
Mira, mamá, he pensado que mejor comparto el cuarto con ella y ya si eso pago los gastos trabajando en McDonald’s o algo. ¡Que le den a la publi!

MAMÁ
Oscar, esta es Scarlett. Ha estudiado publicidad y ahora está estudiando un máster sobre no se qué de psicología.

OSCAR
¡Anda, como yo! Si vamos a ser almas gemelas… Yo estuve currando de copy en una multinacional.

SCARLETT
Yo acabo de empezar en una.

OSCAR
Pero yo estoy en paro y estoy buscando trabajo con un proyecto que me tiene súper motivado… ¿No te lo ha contado mamá?

SCARLETT
¿Puedo ver cómo lo haces?

OSCAR
Oh claro, y si quieres te enseño mis piezas creativas.

MAMÁ
a Scarlett
Cuidado reina porque empieza por las piezas y termina enseñándote LA pieza.

Risas.

Oscar mira a cámara.

Standard