Estándares, Propuestas, Sin categoría

309- Instrucciones de uso

Tiene en sus manos una novedad total en el mercado: una máquina de redacción creativa Arenas Larios modelo Oscar, número de serie 309.

Sus funciones se equiparan a las de un redactor creativo humano plenamente funcional y adaptable a las necesidades de su agencia. Para ponerlo en marcha, solo tiene que seguir los sencillos pasos que detallamos en este book:

  1. Inserte la licenciatura en publicidad en la ranura indicada.
  2. Monte las piezas siguiendo las indicaciones previstas en el gráfico máster.
  3. Conecte las tomas de motivación y experiencia y permita que el producto se cargue durante unos breves instantes.
  4. Ejecute el programa de experiencia en una agencia multinacional.

Úsele como redactor creativo con las propuestas y las premisas que usted le indique. Para que usted pueda familiarizarse con sus funciones, el Arenas Larios modelo Oscar lleva precargado un briefing: realizar su carta de presentación, que puede llegar a realizar de 365 modalidades diferentes.

Si el producto no llevar a cabo su propuesta, probablemente se deba a errores de configuración del software de inteligencia artificial. Le pedimos por favor que llame al servicio técnico para recibir asistencia personalizada y lograr la realización efectiva de su propuesta.

Una propuesta de Miguel Sanz.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Estándares, Experimentales, Sin categoría, Trabas

305- Definiciones

Interjección usada como salutación familiar.,

Me designo usando la palabra que hace referencia a los premios concedidos por a Academia estadounidense de las Artes y Ciencias Cinematográficas y el plural de un conjunto de partículas desagregadas de las rocas acumuladas en las orillas de ríos y mares. Estoy tratando de hallar una ocupación retribuida en una empresa dedicada a la comercialización de servicios creativos, publicitarios y de comunicación. Por esa razón he representado mis palabras con letras u otros signos trazados de 305 maneras, usos, prácticas, costumbres o modas distintas no parecidos y con diferentes cualidades.

Sobre mí puedo asegurar, sostener u opinar que en 2012 se me confirió el título de licenciatura en divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para la atracción de posibles compradores, espectadores o usuarios. Además realicé un curso de posgrado en una determinada especialidad, así como un periodo de 12 meses y 16 semanas en una sociedad mercantil cuyos intereses y actividades se hallan establecidos en muchos países y que se dedica a la comercialización de servicios creativos, publicitarios y de comunicación

Puede que pienses, juzgues o sospeches que soy de poca edad pero precisamente por eso mi deseo, apetito y voluntad de examinar prácticamente la virtud y propiedades de todo son muy grandes. Y eso por no mencionar las causas o razones que me mueven a conseguir mis fines, que compensan de sobras esa falta de práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo que muchos me atribuyen, generalmente con malicia o sin fundamento

Si mantenemos una conversación personal para un fin determinado, este podría ser la evaluación del contenido de las actividades encaminadas a un fin comunicativo determinado que he realizado hasta la fecha. Sin embargo, lo que conviene, interesa o hace al caso es que yo tenga aptitud, talento o cualidades para hacer lo que tú me pidas. ¿Por qué no me ofreces una proposición o me das una idea para adaptar mi carta al uso, práctica, costumbre o moda que creas más conveniente?.

Finalmente, solo manifestar mi agradecimiento por el beneficio recibido y la atención que me has prestado.

Standard
Estándares, Sin categoría

302- 6W*

Quién
Oscar Arenas Larios es un redactor creativo en paro. Licenciado en publicidad y estudiante del máster en Psicocreatividad. Tiene 23 años y quiere lanzar su carrera.

Qué
Ha escrito 302  versiones distintas del mismo texto y pretende alcanzar las 365. Publica una carta diaria, por lo que su experimento requerirá mucha motivación.

Cómo
Adoptando siempre un idéntico punto de partida: su carta de presentación y adaptándolo a otros estilos o premisas. Además, acepta propuestas de su público.

Cuándo
Empezó su proyecto después de pasar un año y cuatro meses en una multinacional. Su proyecto se extenderá entre 2013 y 2014.

Por qué
Porque quiere un puesto en una agencia de publicidad y demostrar que, pese a su juventud y su presumible falta de experiencia, puede ser un profesional solvente.

Dónde
Es posible contactar con él, acceder a su book y hacerle propuestas de estilo para sus cartas en su blog 365 formas de pedir trabajo.

*Para celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, nada mejor que basarnos en las 6 preguntas que todo periodista debería responder satisfactoriamente en su trabajo.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Estándares, Sin categoría

288- Otras hipotesis

Hola,

Me llamo… ¿Oscar Arenas Larios, Julio Iglesias Puga o Elvis Presley? ¿Y a qué me dedicaba? ¿A la redactor creativo, a la desactivación de explosivos, a la doma de orangutanes?

La cuestión es que busco… ¿trabajo, mi mechero, el amor de mi vida?

¿Cómo pienso encontrarlo? ¿Ecriviendo 365 versiones de esta carta, escaneándome la cara y colgándola en Facebook, anunciándome en la sección de relax?

¿Todo ello para qué? ¿Para demostrar mi habilidad, por una apuesta con unos sicarios, por una promesa a la Virgen?

¿Y qué he hecho hasta ahora? ¿Licenciarme en publicidad, graduarme en filología clásica, cursar un ciclo superior de transporte de mercancías peligrosas? Y seguí con… ¿un máster en psicocreatividad, un seminario de filosofía budista, un workshop de matemática discreta?

Pero además, acumulé más de un año de experiencia en ¿una agencia multinacional, hacerme el dobladillo de los pantalones, cultivar marihuana en un mi trastero?

Puede que te parezca ¿joven, homosexual, criptofascista? pero ¿mis ganas de experimentar, mi elefantiasis, mis amenazas de muerte? harán que te plantees ¿entrevistarme, denunciarme, fusilar mis ideas?

Lo que importa es adaptarme a ¿tus órdenes, la ropa interior de tu pareja, a unas condiciones de semiesclavitud?

¿Por qué no me propones un estilo al que adaptar esta carta, una canción para el DJ, una receta de cocina?

Standard
De Raymond Queneau, Emocionales, Estándares, Sin categoría

268- Impotente

¿Quién soy yo para cambiar algo de lo que me rodea? No puedo hacer nada,  solo soy Oscar Arenas Larios, ninguno de mis apellidos puede hacer nada por mí y la maltrecha economía de mi familia, aún menos. Sin dinero y sin trabajo, levantar cabeza ya es una tarea titánica. ¿Cómo levantar la economía, entonces?

Siempre puedo vagar buscando trabajo, agencia tras agencia, coleccionando noes, lo sientos, quieres ser becario, no buscamos a nadie o eres demasiado joven. ¿Qué decirles? ¿Que miren mi book? ¿Que yo soy distinto, que yo soy un buen copy? Deben haberlo oído tantas veces ya…

Al final, no sé ni cómo escribir esto. Dar pena no es una opción pero el optimismo es algo utópico. Tengo la sensación de que no existe una forma correcta de pedir trabajo y de que, si existiera, yo no tengo por qué ser su descubridor.

Pese a todo, reescribiré esta carta cada día del año emulando los ejercicios de estilo. Porque me distrae y porque tampoco tengo nada mejor que hacer. Sin embargo, sospecho que si no lo hiciera, conseguiría los mismos resultados.

Creativa y laboralmente, el paro te ata de manos y pies, rebaja tu potencial. Porque da la sensación de que si no tienes trabajo es por algo. Es muy difícil sacudirse esa etiqueta… ¿Cómo describir esa sensación en la que todo lo que hagas solo será una coartada de tu presunta ineptitud? Licenciarse no sirve de nada, estudiar un máster aún menos si tampoco lo terminas… Y trabajar de sol a sol en una gran multinacional es solo una actualización anodina de un perfil de LinkedIn.

En cierto modo, aún no he perdido las ganas de experimentar. Aunque no sirva de nada me gusta lo que hago. Y aunque mi motivación esté por los suelos, el mejor momento de las entrevistas siempre es aquel en el que pido que me pongan a prueba, que me digan qué estilo debería adoptar para estas cartas de frustración e impotencia… aunque no sirvan de nada.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, Estándares, Experimentales, Sin categoría

262- Banda de Möbius*

No sé si después de todas estas cartas reconocerás mi nombre. Pero te lo repetiré por si acaso: me llamo Oscar Arenas Larios. Comprobarás que mis mensajes tienen una tendencia a repetirse cíclicamente. Pero todo es una artimaña efectista para conseguir trabajo como redactor creativo. Cada día repito mi carta pero desde un prisma distinto para demostrar mi habilidad.

Eso es la única forma de demostrar que soy mucho más que un licenciado en publicidad. Ya me puse a estudiar un máster tratando de diferenciarme. Pero cuando dejé de trabajar en la agencia en la que llevaba un año y cuatro meses me di cuenta de que debía hacer algo que demostrara mi motivación y mis ganas de experimentar.

Puede que mi edad me haga parecer inexperto. Pero una entrevista y un repaso a mi book te demostrará que no soy un redactor cualquiera. Te parecerá que no te puedes librar de mis textos. Y quizá es porque pueden ser como tú quieras que sean. ¿Es este el estilo que esperabas leer…?

No sé si después de todas estas cartas reconocerás mi nombre. Pero te lo repetiré por si acaso: me llamo Oscar Arenas Larios. Comprobarás que mis mensajes tienen una tendencia a repetirse cíclicamente. Pero todo es una artimaña efectista para conseguir trabajo como redactor creativo. Cada día repito mi carta pero desde un prisma distinto para demostrar mi habilidad…

*La banda de Möbius es una figura plana de una sola cara sin principio ni final. Esta carta es cílica y su final enlaza con su principio… Aunque debería ser narrativa para apreciar toda la fuerza delf orm

Standard
De Raymond Queneau, Estándares, Sin categoría, Trabas

260- Helenismos*

Hola, miembros de la Ekklesía,

Soy el ciudadano Oskaros Arenaslarios y si tuviera que nombrar mi antagonista no dudaría ni un instante: el paro. No quiero apelar al pathos pero mi panorama pinta realmente mal. Debería urdir alguna estratagema para encontrar trabajo y escribir epopeyas en tu academia publicitaria… Un momento ¿escribir?

¡Eureka! Escribiré una carta de presentación titánica llevando el idioma al límite. Me entregaré a un frenesí diario de reinvención retórica, a veces en versos endecasílabos con la precisión de un logaritmo y otras con el lirismo de una orquesta en sintonía.

Debo aclarar que no soy un neófito de la publicidad. Me licencié en 2012 y en la actualidad estoy sintetizando el trabajo final de mi máster. Así mismo, he trabajado durante un año y cuatro meses desplegando mi léxico por orden de la jerarquía de una multinacional. Aunque sea joven, tengo a las musas a mi favor, así que me gustaría enfatizar que mi motivación es máxima. Además, en democracia, todos merecemos las mismas oportunidades.

Dialoguemos sobre las poligrafías de mis mensajes, comentemos los dípticos que he redactado y los logotipos que hubo que agrandar. De todos modos, no quiero ser opaco, pruébame: proponme una lógica distinta para escribir esta carta mañana.

*O palabras que hemos heredado del griego antiguo.

Standard
Audiovisuales, Estándares, Gremiales, Narrativas, Pastiche, Sin categoría, Trabas

250- Audiovisual

Gran plano general de un barrio de edificios altos. Vamos intercalando panorámicas de logotipos de grades agencias de publicidad en los portales y en las azoteas. Cerramos el plano lentamente sobre Oscar Arenas hasta dejarlo en un cenital. Oscar abandona el plano y vamos por corte a un plano detalle de una carta de despido que se ha quedado tirada en el suelo. Fundido a negro.

Sonido de un despertador, entramos a un plano quemado del cuarto de Oscar. Mientras da vueltas en la cama, paneamos la habitación que se distribuye alrededor de la cama. Pasamos por delante de un titulo en el que puede leerse “Licenciado” y delante de un calendario en que se ven distintos mensajes y post-its relacionados con un entregas de un máster. Regresamos a Oscar en un plano ligeramente picado. Se desvela y se levanta de la cama en un plano americano.

Pasamos por corte a distintos timelapses en plano medio de él escribiendo. Encadenamos por enmascaramiento. Entra música de fondo. Está en distintos lugares, lleva ropa distinta. Se acelera el ritmo de las transiciones. Resuelve la música de fondo. Fundido a un plano bajo de muchas hojas de calendario tiradas en el suelo.

Cortamos y seguimos a Oscar cámara al hombro. Está en la calle llena de agencias, lo podemos deducir por los contrapicados subjetivos que va realizando la cámara. Mientras traspasa un portal, nos vamos a un plano detalle del cuaderno en el que puede leerse “Book” y de una bolsa bandolera sobresale un grueso fajo de papel.

Primer plano en slow-motion de un hombre sorprendido por un portazo y por un el peso depositado repentinamente en su mesa. Se oye otra vez el portazo. El hombre abandona el plano y este se pica ligeramente a posarse en su mesa dónde vemos 250 cartas para pedir trabajo. Fundido a negro. Sobreimpresionado aparece:

No es el Fin. Es el principio.

Standard
Estándares, Sin categoría, Trabas

246- En femenino*

Hola,

Me llamo Oria Arenas Larios y soy redactora creativa. Estoy buscando una plaza en una agencia de publicidad y para eso he escrito esta carta de presentación. Y seguiré escribiéndola de forma distinta jornada tras jornada hasta llegar a las 365 para poner a prueba mi habilidad para adaptar frases y palabras a distintas situaciones.

Tengo una licenciatura en publicidad y he terminado dos diplomaturas de especialización. Además me pasé 68 semanas en una agencia multinacional. Aunque creas que soy demasiado joven, mis ganas probar cosas nuevas y mi motivación compensarán de sobras la experiencia que me falta.

Si me haces una entrevistas podemos comentar las campañas que hay en mi carpeta. Sin embargo, al final lo que marca la diferencia es si seré tan buena cómo para hacer las que tú me pidas. ¿Por qué no me propones una nueva forma para redactar esta misma carta mañana?

Gracias por esta oportunidad.

*El lenguaje es una radiografía de la sociedad que se comunica con él. Y la nuestra era extremadamente machista (ahora solo lo es bastante), así que por eso nuestro género por defecto sigue siendo el masculino. Hoy, Día de la Mujer Trabajadora, cambio eso y no solo me refiero a mí mismo cambiando mi sexo, sino que todo sustantivo o adjetivo que aparece en ella es femenino.

Standard
De Joan-Lluís Lluís, De Raymond Queneau, Estándares, Sin categoría

245- Reversa

Y tú, cómo reescribirías este texto:

Es que al fin y al cabo, lo que importa es que sea capaz de cumplir con tus encargos. Aunque, si quieres ver mi book, seguro que compartiremos un rato interesante.

Puedo decir que mis ganas de experimentar han dado sus frutos, lo cual me motiva para demostrar que mi juventud no es un impedimento de ningún tipo para conseguir trabajo. Además, ya trabajé durante un año entero en una multinacional, compatibilizando con el máster que cursé después de terminar mi licenciatura en publicidad.

Creo que después de alcanzar las 245 cartas y camino de las 365 puedo demostrar mi habilidad para adaptar un mismo texto a distintos estilos… ¿No es esa una habilidad clave para el puesto redactor creativo que buscas para tu agencia?

Por cierto, me llamo Oscar Arenas Larios.

Standard